Que Son Las Normas De Cambio?

Clasificación hartiana – Hart señalaba que lo que diferencia al Derecho de otros sistemas normativos es que está formado por otros sistemas de normas: primarias y secundarias.

Normas primarias : son las normas de conducta, las normas de comportamiento y que califican algo como prohibido, permitido y obligatorio. Dichas normas imponen deberes y crean obligaciones, mientras que las secundarias pueden ser públicas o privadas.

Normas secundarias : son las normas que no tienen por objeto crear obligaciones, sino más bien atribuir poderes o facultades. Las normas secundarias se introducen para remediar los defectos que padece o que tiene un sistema de derecho en el cual haya normas primarias solamente. Estos defectos serían: primero, la falta de certeza, que se remedia por las normas de reconocimiento; segundo, la inmovilidad, que se subsana mediante la norma de cambio; tercero, la ineficacia, que se pretende superar mediante las normas de adjudicación.

Normas de cambio : son aquellas normas que nos indican cómo pueden derogarse total o parcialmente las normas del ordenamiento jurídico. Nos dicen también cómo es posible modificarlas y cómo introducir nuevas normas. Son las llamadas «normas sobre la producción de normas», porque determinan quién puede llevar a cabo estos cambios.

La norma jurídica apenas mereció atención en la literatura y la jurisprudencia peruana. La excepción es el Tribunal Constitucional, que sí enfrenta este tema teórico y de intensa aplicación práctica dentro de sus resoluciones. Los siguientes son comentarios a sus aportes sobre los temas de vigencia y validez de las normas jurídicas, acompañados de un intento de sistematización de las ideas, necesariamente dispersas por la naturaleza jurisprudencial de su producción.

¿Qué son las reglas de cambio?

Tipos de Normas – En su libro The concept of law, H.L.A. Hart distingue entre reglas primarias y reglas secundarias, usando dos diferentes criterios de distinción. En primer lugar, las normas primarias imponen obligaciones, mientras que las secundarias confieren potestades.

  • Un ejemplo de norma secundaria sería aquella que autoriza a los jueces decidir casos o al Congreso a dictar leyes.
  • Las normas penales y las de responsabilidad civil son típicos casos de normas primarias.
  • En segundo lugar, las normas primarias son sobre conductas en tanto que las secundarias son sobre otro tipo de reglas.

Las reglas secundarias autorizan a individuos o a grupos de personas a crear, modificar o extinguir normas. Hart clasificó las normas secundarias en la siguiente forma:

  1. Regla de reconocimiento: especifican qué condiciones debe cumplir una norma para tener validez jurídica.
  2. Reglas de cambio: indican las condiciones que deben cumplir unos actos para cambiar el ordenamiento jurídico.
  3. Reglas de adjudicación: especifican las condiciones que deben cumplir unas decisiones para ser consideradas verdades jurídicas sobre si infringieron las normas primarias.

Hart discrepa de la concepción (representada en Inglaterra por John Austin y Jeremy Bentham, que ve a las normas como órdenes respaldadas por amenazas (mandatos). Hart ofrece varios argumentos en contra de la teoría de reglas como mandatos. En primer lugar, los sistemas jurídicos contienen reglas que no imponen obligaciones sino que confieren poderes (reglas secundarias).

Hart también criticó la noción de obligación jurídica defendida por Austin; » tener una obligación «, para Hart, es algo diferente que » sentirse obligado » bajo la amenaza de un castigo, como pensaba Austin. Finalmente, Hart demostró que la teoría de Austin era incapaz de explicar prácticas comunes a los ordenamientos jurídicos, como el hecho de que las leyes persisten en el tiempo, la fuente del derecho consuetudinario o el hecho de que la sociedad tenga obligaciones jurídicas frente a soberanos recientemente electos.

Uno de los aportes más interesantes de la teoría jurídica hartiana es su crítica a la noción kelseniana de Grundnorm ( alemán ‘norma básica, fundamental, fundante, primaria u originaria’, como también ha sido traducida). Para Hans Kelsen, todos los ordenamientos jurídicos dependen de una norma primaria o básica (Grundnorm) que presume el deber de los gobernados de obedecer a sus gobernantes.

Hart criticó a Kelsen y sugirió que la norma básica de todo ordenamiento jurídico no era una presunción sino un hecho: la regla de reconocimiento. A diferencia de las reglas primarias, la regla de reconocimiento no deriva su validez de otras normas, sino que es una regla que existe por la aceptación que los jueces hacen de ellas para distinguir las reglas que forman parte del ordenamiento jurídico.

Así las cosas, cuando los jueces usan expresiones como: «Es la regla en el país X que Y», están implicando que aceptan una regla que determina la validez de otras reglas, esto es, están aceptando la regla de reconocimiento. En este sentido, la regla de reconocimiento, para Hart es un hecho y no un concepto a priori, o una presuposición, como lo es para Kelsen.

¿Cuál es la norma fundamental de Kelsen?

Artículo publicado en colaboración con el «Centro Internacional de Estudios e Investigación de Derecho y Filosofía – CEIDEF » Que Son Las Normas De Cambio LA NORMA HIPOTÉTICA FUNDAMENTAL PARA HANS KELSEN ¿Es la Constitución la Norma Hipotética Fundamental? Edilson Steven Mendivelso Niño (1) Sumario: I. Introducción; II. Validez y la norma hipotética fundamental. III. Creación, Eficacia, Interpretación y Norma Hipotética Fundamental.

  1. IV. Kelsen y el Derecho Internacional.V.
  2. La Norma Hipotética Fundamental en el Derecho Internacional. VI.
  3. Conclusiones VI.
  4. Referencias bibliográficas.I.
  5. INTRODUCCIÓN Al abordar el estudio de la filosofía del derecho y de la ciencia jurídica, es indispensable y casi que obligatorio estudiar a Hans Kelsen, independientemente la teoría en que nos situemos o desde la corriente dogmática de nuestra preferencia.

Pues, el profesor Kelsen es considerado el máximo exponente del positivismo jurídico, considerando a las normas como el núcleo fundamental del derecho. Conocido por el estudio de su obra La Teoría Pura del Derecho donde desarrolla su ideología iuspositivista, y fue un autor fundamental para el pensamiento jurídico del siglo XX.

Elsen, al ser un referente que se utiliza como fuente primaria para desarrollar un tema que hasta el momento aun da de qué hablar, nos plantea a lo largo de sus apreciaciones teorías el concepto de la norma hipotética fundamental. Al referirse Kelsen de las normas, este nos dice que una norma es válida cuando no contraría la norma superior, es decir, la norma hipotética fundamental; en ese escenario se puede determinar la validez de las normas.

Es así, como surge la aparente deducción de que la norma hipotética fundamental para Kelsen es la constitución, pues de ahí se desprenden conceptos como la supremacía constitucional y el monismo prevalente del ordenamiento interno a partir de la constitución.

Ahora bien, analizaremos lo dicho por Kelsen a partir de sus obras y a partir de sus mismas versiones, que vemos, son distintas a medida del tiempo. En ese sentido, desarrollaremos el respectivo estudio teniendo en cuenta categorías que pasan desde la validez, eficacia, creación e interpretación de las normas y el desarrollo situado por Kelsen en de la relación de las normas en el marco del derecho internacional.

II. VALIDEZ Y LA NORMA HIPOTÉTICA FUNDAMENTAL Hans Kelsen, como el más influyente filósofo y jurista Austriaco del siglo XX plantea un ius-positivismo el cual se desprende de su principal obra llamada Teoría Pura del Derecho; un análisis del derecho como un fenómeno científico autónomo.

  • Elsen concluyó que toda norma emana de otra norma, remitiendo el origen a una norma hipotética fundamental, que es para el profesor Kelsen una hipótesis o presuposición irrestricta, necesaria para poder postular la validez del derecho.
  • Siguiendo el razonamiento de Kelsen, si afirmamos que la Constitución es una norma con un ought con un sentido objetivo y obligatorio, que le otorga validez a todas las normas inferiores, debe existir una norma anterior a la Constitución que le otorgue su validez y obligatoriedad.

Esta norma, que le otorga validez a todo el sistema jurídico y que permite realizar el primer «juicio de validez» de toda la «cadena de validez» de un sistema jurídico (Nino 1998, 257-258), no es positiva sino presupuesta, y es llamada Norma Hipotética Fundamental (Kelsen, 1960, 8-9).

  • La Norma Hipotética Fundamental (a partir de ahora, NHF) es la premisa mayor del sistema jurídico.
  • Entonces, su validez no se deriva de una norma superior, sino que se presupone.
  • En este sentido, para Kelsen, la razón de su validez es incuestionable.
  • Como es la norma más alta (supuesta) no hay una norma superior con la que se pueda verificar su validez.
See also:  Que Son Las Normas De Convivencia Familiar?

No es una norma positiva, es decir, puesta por una autoridad cuya competencia válida descansa en una norma superior (García, 2011, pg.5). En ese sentido, la norma hipotética fundamental se ha visto como el presupuesto más alto en un sistema jurídico, es decir, la norma de mayor jerarquía.

  1. Su validez no se puede cuestionar por el mismo hecho de ser una norma presupuesta.
  2. Para Kelsen, no puede haber una norma superior a la NHF, porque no existe otra que esté por encima de esta y de ahí, no se puede determinar si es válida, toda vez que la norma en si misma no es positiva ni emana de una realidad sistemática.

Para Kelsen todas las normas cuya validez se derivan de una única NHF constituyen un sistema de normas u orden normativo. Por lo tanto, la NHF es la fuente común que le da validez a todas las normas que pertenecen al mismo orden jurídico, constituye la fuente misma de unidad de la multiplicidad de normas de un sistema jurídico (García, 2011, pg.5).

Es decir, la norma hipotética fundamental es el punto de partida de todo un sistema jurídico compuesto e integrado por otras normas de distinto orden; luego entonces, las normas se pueden tornar válidas o inválidas a partir del analizar si contraría esa norma fundamental o no; en ese sentido, si no es contraria a la NHF la validez se constituye y es conforme a esa norma superior.

En definitiva, la NHF es una regla formal que establece de qué manera las normas generales e individuales de un orden legal (que fundamentan su validez en esta misma NHF) deben ser creadas. Las normas forman parte de un sistema jurídico si han sido creadas en una forma determinada y autorizada por la NHF.

Entonces, las normas son válidas sólo si cumplen con el procedimiento que ha sido establecido en la NHF, sin importar su contenido. Es la adecuación al proceso específico de creación de normas respecto de la NHF lo que otorga validez a las normas particulares y generales. (García, 2011, pg.5). III. CREACIÓN, EFICACIA, INTERPRETACIÓN Y NORMA HIPOTÉTICA FUNDAMENTAL Al hablar de una norma fundamental como hipotética, pareciera, hasta el momento, que la norma hipotética fundamental para Hans Kelsen en su versión positivista del derecho es la constitución; que es para Kelsen de donde emanan las demás normas de un sistema jurídico que imparte un criterio de unicidad normativo entorno de la validez de las normas a partir de determinar su inferioridad respecto a la NHF la cual se proclama como la máxima de las normas y de ahí su primacía.

Por otra parte, se trata también de una norma de pura creación y no de ejecución porque no depende de una norma anterior (García, A.1996, pp.42-3). Tampoco es productiva de contenidos de otras normas puesto que es formal, aunque sí sea jurídicamente productiva (pp.44~5).

En este mismo orden, debe tener un cierto carácter retrospectivo respecto de la primera Constitución, en la medida en que esta última procede de ella, pero la norma fundamental sólo aparece cuando la Constitución se impone eficazmente (García, pp.4). Otras características de la norma fundamental son su mutabilidad, su disponibilidad y su condicionamiento por la eficacia.

Mutabilidad con cada cambio constitucional revolucionario, porque tal cambio rebasa el orden jurídico existente (García, pp.46-9). Disponibilidad, en cuanto que resulta necesaria solamente para contemplar jurídicamente los hechos de un orden eficaz, es decir, tiene sentido como presupuesto compartido de interpretación (García, pp.53-4).

  • Y condicionada por la eficacia del ordenamiento jurídico, como ya se mencionó.
  • Además, se caracteriza por lo que el autor del libro denomina funcionalidad única polivalente.
  • Expresa con estos términos las funciones que ejerce la norma fundamental.
  • Ante todo, se trata de una función interpretativa porque es presupuesto que se debe asumir para ver el derecho con ciertas notas (García, p.69).

También cumple la función de ser fundamento de la validez, ya que es la única forma de entender que hay una obligatoriedad en la norma jurídica que no depende ni de la mera fuerza ni de la justicia de los contenidos sino de una pura habilitación formal (p.70).

  1. En tercer lugar, se detallan esos caracteres de un ordenamiento jurídico que la norma fundamental respalda.
  2. Concretamente el hecho de que sea un sistema dinámico, de normas positivas, unitario, coactivo, soberano y autorregulado (García, pp.73-97).
  3. En cambio, la nota de la coherencia del sistema jurídico no procede de la norma fundamental (García, pp.78 Y ss.).

IV. KELSEN Y EL DERECHO INTERNACIONAL Kelsen no sólo se dedicó a la teoría pura del derecho y a aproximaciones sobre la justicia en materia de derecho constitucional o filosofía del derecho, pues también es un gran referente en el ámbito del derecho internacional.

Es así, como ciertas aproximaciones del profesor Kelsen nos permiten realizar un análisis en su tránsito, de alguna manera, en posiciones encontradas y tal vez como veremos adelante, incluso; de retractaciones válidas como cualquier persona ha vivido. Hans Kelsen (2012) en su Teoría del derecho internacional consuetudinario realizó una deducción precisa al determinar que el problema de la unidad y la coherencia en el derecho internacional es equivalente al meollo de la constitucionalización de la comunidad internacional, y todo ello, pese a que su teoría, en principio, no reconociera un cerco sustancial o axiológico como propiamente jurídico; entonces, es precisamente en esta cuestión del derecho internacional donde parece hallarse la frontera entre el ejercicio dogmático y el político propositivo (Mora, 2019).

Tal aproximación indica que, para Hans Kelsen, el derecho internacional, aunque posee una jerarquía determinada por el derecho imperativo y dispositivo, no tiene criterios positivos de validez formal y material, los cuales terminan por deducirse de la costumbre.

  • Asimismo, ubica a la Grundnorm del derecho, bajo una concepción monista, en el derecho internacional (pacta sunt servanda).
  • Así pues, evidenciamos cómo esa teoría positiva del derecho parece estar especialmente direccionada a la comprensión sistemática de los derechos nacionales, y que la idea de su neutralidad o aplicabilidad universal como conocimiento científico sobre una realidad social, no es tan cierta.

Esto se traduce en una tensión entre la teoría del derecho elaborada a partir de un sustrato fáctico esencialmente del derecho del Estado, y una realidad jurídica posnacional, abierta y construida, principalmente, entre Estados y otros sujetos internacionales, como lo es la del derecho internacional (Mora, 2019).V.

LA NORMA HIPOTÉTICA FUNDAMENTAL EN EL DERECHO INTERNACIONAL Hemos abarcado un análisis del Profesor Hans Kelsen, donde hasta el momento parecía que esa versión positivista del derecho los situaba en el derecho constitucional y de esa manera, la norma hipotética fundamental para Kelsen era interpretada como la constitución en un concepto de prevalencia del ordenamiento interno, cuyo sistema jurídico se desprende de la norma superior como norma hipotética en la que a partir de esta se determina si otra es válida verificando que las otras normas no sobrepasen a la constitución, dándole la característica de primacía constitucional.

See also:  Que Son Las Normas Nema?

Ahora bien, el postulado de la norma fundamental como norma presupuesta que fundamenta la validez de un orden jurídico nacional tiene como premisa la consideración de tal orden en tanto orden soberano, es decir, independiente de cualquier otro ordenamiento jurídico, particularmente del ordenamiento jurídico internacional.

  • Se trata de una perspectiva interna del sistema jurídico nacional (Martín, 2012).
  • La incorporación de la perspectiva externa, esto es, de la óptica del derecho internacional, produce variaciones en el desarrollo kelseniano en torno a la norma fundamental.
  • En la discutida cuestión de las relaciones entre los derechos nacionales y el derecho internacional, Kelsen toma partido por la primacía del derecho internacional sobre los derechos nacionales (Kelsen, 1958:436 y ss.; Nino, 1983:143), lo cual repercute en el tema de la norma fundamental.

De esta manera, podemos notar el cambio de paradigma en la teoría de Kelsen que hasta el momento había desarrollado o la que por lo menos era conocida por la comunidad académica. Se trata, nada más ni nada menos, de que en una segunda versión Kelsen opta por decir que la primacía de la norma hipotética fundamental está situada en el derecho internacional; retractándose de lo que hasta ahora se conocía y se ilustraba a modo de pirámide como lo interpreta Adolf Merkel en la «pirámide Kelseniana», donde parecía ser la constitución la norma superior hipotética fundamental.

Pasando a ser la NHF el derecho internacional como fuente y partida del derecho constitucional y ordenamiento interno de los estados. Hemos visto que la eficacia es una condición de validez del ordenamiento jurídico en su conjunto, por lo cual el presupuesto de la norma fundamental, en tanto fundamento de validez del ordenamiento jurídico, depende de cierto grado de cumplimiento de este.

El principio de eficacia o efectividad es una norma positiva de carácter consuetudinario que forma parte del derecho internacional. Su función es servir de criterio de reconocimiento por parte de la comunidad internacional, a los regímenes de los estados nacionales que logran control duradero del territorio y población correspondientes y, por lo tanto, se asumen como jurídicamente válidas las normas emanadas de ellos (Martín, 2012).

La adhesión a la primacía del derecho internacional significa que los derechos nacionales forman parte de este en cuanto este les confiere validez. Si se acepta tal primacía, como lo hace Kelsen: el fundamento de validez de los órdenes jurídicos estatales particulares es reconocido en una norma positiva del derecho internacional (el principio de eficacia), en su aplicación a la Constitución del Estado –sobre cuya base se ha erigido el orden jurídico estatal particular–, el problema de la norma fundante básica queda desplazado el fundamento de validez de los órdenes jurídicos estatales particulares ya no se encontrará en una norma presupuesta, sino en una norma jurídica positiva (el principio de eficacia), implantada efectivamente, del derecho internacional (Kelsen, 1955:226).

Los ordenamientos jurídicos nacionales aparecen, así, como subsistemas de un sistema jurídico a escala planetaria. Cabe preguntar, como lo hace Kelsen, sobre el fundamento de validez de este sistema. El derecho internacional está constituido por las resoluciones de los organismos internacionales (como, por ejemplo, la Organización de las Naciones Unidas), los cuales son creados por tratados internacionales, por lo que dichas resoluciones derivan su validez de estos tratados.

A su vez, los acuerdos internacionales fundamentan su validez en el principio pacta sunt servanda, principio este que, al igual que el principio de eficacia, es una norma consuetudinaria. La costumbre internacional es el estrato superior del sistema de derecho internacional. De allí que a la pregunta sobre el fundamento de validez de este sistema, Kelsen responda con la siguiente norma fundamental presupuesta: «Los Estados deben conducirse en la forma en que han solido hacerlo» (Kelsen, 1958:440) o «Los Estados –es decir, los gobiernos estatales– deben comportarse en sus relaciones recíprocas, o bien la coacción de un Estado contra otro, debe ejercerse bajo las condiciones y en la manera que corresponda conforme a una costumbre interestatal dada» (Kelsen, 1981:227).

En todo caso, al insertar la noción de eficacia en su teoría, Kelsen contamina su programa de purificación del derecho. Como vimos, con el postulado de la norma fundamental, dicho autor no solo pretende distanciarse de toda consideración valorativa acerca del derecho, sino también del mundo fáctico en que se desenvuelve el enfoque sociológico o politológico.

Su propuesta se orienta a condensar el derecho como orden normativo, esto es, situándolo en el plano del deber ser, en contraposición al plano del ser y marcando diferencia con el deber ser axiológico. Pues bien, la remisión a la eficacia es una remisión al mundo fáctico, al terreno de los hechos; en suma, al ámbito del ser.

El concepto kelseniano de validez, que tiene como piedra angular a la norma fundamental, es un concepto normativo que, en cuanto tal, se despliega en el ámbito del deber ser. Pero la validez de un orden jurídico, según Kelsen, se encuentra afectada por la eficacia del mismo orden.

No cabe presuponer la validez de una norma fundamental si el sistema jurídico derivado de ella no obtiene un mínimo de eficacia. Los hechos deben concordar, en alguna medida, con el derecho; el ser de la realidad social condiciona el deber ser del derecho (Martín, 2012). Ahora bien, el que Kelsen trabaje con ambas perspectivas obedece a que, según él, no hay razones jurídico-científicas para inclinarse por alguna de las dos; la decisión a favor o en contra de una de ellas no es científica, sino política (Kelsen, 1955:347).

La opción de Kelsen por la primacía del derecho internacional es, entonces, política y no científica. Desde el ángulo científico, se limita a exponer ambos enfoques. Por último, se es necesario recalcar la importancia de lo expuesto hasta ahora, pues vemos como el derecho internacional tiene un ámbito de estudio desarrollado por Kelsen, al parecer, desde donde se dio cuenta, que la constitución propuesta como norma hipotética fundamental, no es la norma de normas ni puede de alguna manera tener una jerarquía superior sobre el ordenamiento internacional.

  1. Elsen, optó por tomar prevalecía por el derecho internacional sobre el ordenamiento interno, aclarándose esta versión como una cuestión más política y no siquiera como el mismo lo planteaba, una cuestión pura teórica del derecho. VI.
  2. CONCLUSIÓN Gracias a todo lo anterior, podemos interpretar que Kelsen nos plantea dos versiones distintas al referirse sobre la norma hipotética fundamental.

La primera, nos ha mostrado a un Kelsen que nos indica, que una norma es válida cuando no contraría la norma superior, entendiéndose como la norma hipotética fundamental; en ese escenario se puede determinar la validez de las normas jurídicas; la norma hipotética fundamental es la constitución, pues de ahí se desprenden conceptos como la supremacía constitucional y el monismo prevalente del ordenamiento interno a partir de la constitución.

La segunda, nos muestra a un Kelsen con una visión internacionalista del derecho, pues esta nos viene a decir que la norma hipotética fundamental está situada en el derecho internacional; retractándose de lo que interpreta Adolf Merkel en la «pirámide Kelseniana», donde parecía ser la constitución la norma superior hipotética fundamental; cambiando de este modo el paradigma, donde ahora es el derecho internacional como fuente y partida del derecho constitucional y ordenamiento interno de los estados la norma hipotética fundamental.

Es importante el resultado de este análisis, pues a la hora de estudiar al profesor austriaco Hans Kelsen, muchas personas se quedan sólo con una versión, y esa versión es la primera donde pareciera que Kelsen tomara una preferencia por el derecho constitucional positivista de manera exacerbada y hasta ortodoxa; sin tenerse en cuenta que en la segunda versión se retracta de lo que había expuesto sobre la norma superior fundamental, tomando con más importancia y preferencia al derecho internacional, de cierta manera se reivindica como autor y esto se percibe de buena manera, ya que empieza a abrir campo a nuevas teorías que vienen a reflexionar sobre los fenómenos jurídicos a medida de que avanza las sociedades, donde ya todo no es tan cierto como lo habíamos estudiado.

See also:  Normas O Reglas Que Establecen Lo Permitido En El FTbol?

Finalmente, cabe llamar a la reflexión a la comunidad académica que estudia el derecho y la filosofía a que, si los mismos autores se retractan, mucho más tenemos que hacerlo nosotros, pues es algo válido y necesario; no debemos quedarnos con lo dicho por algunos pues hay que cuestionarlo todo a partir del estudio juicioso y riguroso investigativo a través de metodologías que nos permitan tener sustento necesario a la hora de disertar este tipo de temas.

Esto es solo un esbozo de una materia en la que se vienen otras discusiones que parten del estudio ya realizado por nosotros y es entre otras cosas, el estudio de las relaciones entre el derecho interno y el derecho internacional; donde encontramos teorías clásicas, teorías críticas y nuevas tendencias en el mundo de los retos y desafíos de la filosofía del derecho y de la sociedad.

REFERENCIAS BIOGRÁFICAS García Holgado, B. (2011). Revista Electrónica del Instituto de Investigaciones «Abrioso L. Gioja»: Validez y Eficacia y la Norma Hipotética Fundamental en el Pensamiento de Hans Kelsen. https://rojaspereira.webnode.com.co/_files/200000137-ab6b4ac65d/R000E01A005_0050_p-d-politica-y-filosofia.pdf J.A.

GARCÍA AMADO, Hans Kelsen y la norma fundamental, Marcial Pons, Madrid 1996, 259 pp. Kelsen, H. (1945) General Theory of Law and State. Massachusetts, Harvard University Press. Kelsen, H. (1960) Pure Theory of Law. Los Angeles, University of California Press, 1967.

Kelsen, H. (1965) «Professor Stone and the Pure Theory of Law». En Standford Law Review, Vol.17, No 6. Martín Armengol, Raúl A. (2012). Norma fundamental y poder político. Politeia, 35(48),251-272. ISSN: 0303-9757. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=170026397004 Mora-Carvajal, D.A. (2019).

Aproximación positivista a la unidad y la coherencia de un derecho internacional fragmentado. Revista de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, 49(130), pp.081-101. doi: http://dx.doi.org/10.18566/rfdcp.v49n130.a04 Urueña-Sánchez, M. (2017). El positivismo de Kelsen y Hart en el derecho internacional contemporáneo: una mirada crítica. Que Son Las Normas De Cambio (1) Edilson Steven Mendivelso Niño (Colombia) Estudiante de la Maestría en Derecho con Énfasis en Derecho Administrativo y Ciencia Política de la Universidad La Gran Colombia. Miembro principal del Centro Internacional de Estudios e Investigación de Derecho y Filosofía – CEIDEF.

¿Qué dice la tesis de Kelsen?

Pensador jurídico y político austriaco, perteneciente a la corriente del formalismo jurídico, sostuvo la teoría del normativismo, según la cual el derecho es un fenómeno autónomo de cualquier hecho o ley positiva.

¿Qué dijo Hans Kelsen?

Kelsen, afirma que la muerte es objeto del derecho, pues está regulada por la norma, pese a que es un proceso fisiológico natural (al ser producto de la conducta humana asesinato o cuando el derecho regula los medios y la forma de atender una emergencia natural como una inundación) (Cfr.1995, p.3,4).

¿Qué son las reglas y los valores?

Las normas son, para Haber- mas, universales y obligan a todos los sujetos sin excepción, mientras que los valores pueden variar de un individuo a otro, de una cultura a otra, tanto en su contenido como en su jerarquización.

¿Cómo son las reglas?

¿Qué son las normas y las reglas? –

La norma es más amplia que la regla. Se refiere a todas las pautas o lineamientos que rigen la conducta o comportamiento de una colectividad. Suponen aspectos morales, pues son ellas las que regulan las relaciones entre las personas. La regla, por su parte, es mucho más específica que la norma, y hace referencia a aspectos más concretos. Las reglas nos indican lo que está prohibido y lo que no, el modo de actuar que es admitido y el que no, la forma en que debe hacerse una cosa y la que no.

¿Qué son los valores o reglas?

Que Son Las Normas De Cambio Los valores son formas de pensamiento que funcionan como reglas primarias de funcionamiento conductual. Cualquier conducta que tiene su origen en un valor es «valiosa» porque construye o mantiene la forma de vida de la persona que la ejercita. Los valores son el «sistema operativo moral» de una persona y son muy vulnerables frente a otros valores ajenos, pero sobre todo frente a «contravalores propios».

  1. Los contravalores, a modo de un virus, infectan el sistema operativo y «toman el control» del mismo, afectando a las decisiones y a las conductas que de ellas se derivan.
  2. Parece que todo esto resulta muy abstracto, pero no es así.
  3. ¿ Cuantas veces has decidido teniendo al miedo, a la vergüenza, a la envidia, a la ira en la base? La mayor parte de esas veces has actuado sin que el resultado fuese realmente aquello que hubieras deseado.

Todas las personas tenemos valores, pero no todas los tienen presentes a la hora de tomar decisiones y de comportarse. Para muchas personas los valores se sienten y perciben cuando se sufre daño o pérdida, lo que muchas veces afecta a la dignidad de la persona.

Hasta entonces los mismos permanecen latentes de un modo inconsciente en cada uno. Disponer de un tiempo para poder clarificarlos es algo muy importante y es casi imprescindible en terapia psicológica. Hacer de nuestros valores algo consciente optimiza notablemente nuestras decisiones, y por ende nos es de mucha utilidad a la hora de establecernos objetivos y de responder en situaciones urgentes.

Clarificar los valores sirve también para aprender a intuir los valores de los demás, lo que nos permite una mejor interacción con ellos y una mejor selección de los entornos y las personas que mejor contribuyen a su mantenimiento y desarrollo. En la familia, tener una pareja de valores similares a los de uno ayuda a la estabilidad emocional y es la base para el establecimiento de una unidad de criterio y de mando, que es muy necesaria en la educación de los hijos.

  • Los hijos que se educan en unos valores estables tienen menos posibilidades de fracaso escolar y de sufrir daño emocional.
  • Cuando los valores se relajan, aparecen los contravalores, y si esos contravalores se hacen recurrentes y estables, se multiplican las oportunidades de daño emocional.
  • Por todo ello y para concluir recomendamos a los padres objetivar y clarificar aquellos valores que son fundamentales para la estabilidad familiar y el desarrollo y mantenimiento de las personas que conviven.

Con ellos clarificados será mucho más fácil administrar un sistema de aprendizaje para los hijos, que incluya buenas reglas y buenos modelos de conducta. De no hacerlo así, los contravalores proliferaron y serán la mala semilla que haga que en el futuro nuestros hijos sean más vulnerables al corto plazo, a los caminos cortos y a las emociones descompensadas.

¿Qué son las reglas para explicar a los niños?

¿Por qué es importante tener reglas familiares? – Las reglas familiares ayudan a los niños a entender qué comportamientos son buenos y cuáles no. A medida que los niños vayan creciendo, irán a más lugares donde habrá reglas que deberán seguir. Seguir reglas en la casa puede ayudarles a aprender a seguir las reglas de otros lugares.

  1. Es normal que los niños rompan las reglas y pongan a prueba los límites.
  2. Romper una regla es la manera que tienen los niños de aprender sobre el mundo que los rodea.
  3. Hacer cumplir constantemente las reglas al aplicar consecuencias cuando las rompen los ayuda a entender que son importantes.
  4. Recuerde que los niños pequeños a veces rompen las reglas simplemente porque las olvidan.

No siempre las rompen porque están poniendo a prueba los límites. No obstante, nuestra respuesta debe ser la misma sin importar cuál sea el motivo por el cual se rompió la regla.