Que Garantiza El Respeto A Los Derechos De Libertad Y Son Normas Juridicas?

Protección y promoción de sus derechos/ derecho participación/ derecho recurrir (artículos 4, 6, 8, 9, y 10) – Para efectos de la presente Ley, las y los Defensores de Derechos Humanos, periodistas, comunicadores sociales y operadores de justicia, individual y colectivamente, tienen entre otros, los derechos siguientes: 1) Participar individual o colectivamente, en actividades pacíficas contra las violaciones de los derechos humanos y las libertades fundamentales; 2) Formar organizaciones, asociaciones o grupos no gubernamentales, afiliarse, participaren ellos y/o retirarse libremente de los mismos; 3) Protección eficaz por parte del Estado, a través de las autoridades competentes, al protestar u oponerse por medios pacíficos, a los actos u omisiones imputables al Estado que causen violaciones de los derechos humanos y las libertades fundamentales; 4) Denunciar y exigir el cese de los actos de violencia perpetrados por grupos o particulares que afecten el disfrute de los derechos humanos y las libertades fundamentales; ()9) Tener la oportunidad de participar efectivamente en el gobierno de su país y en la gestión de los asuntos públicos; 11) Presentar denuncias o llamar la atención sobre cualquier aspecto de su labor que pueda obstaculizar o impedir la promoción, protección y realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales; 12) Ser protegidos y disponer de recursos legales eficaces, de existir violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales; 13) Presentar denuncia o petición, por sí misma o por conducto de un representante, ante autoridad competente, independiente e imparcial o cualquier otra autoridad establecida por !a Ley, a que esa denuncia o petición sea examinada rápidamente y a obtener de esa autoridad respuesta sin dilación y de conformidad a los plazos establecidos en la presente Ley; El Estado tiene la obligación de respetar los derechos humanos de las y los defensores y de prevenir de forma razonable las amenazas, hostigamientos y agresiones que puedan generarse en su contra, independientemente de que éstas provengan de actores estatales o particulares.

El Estado tiene el deber primordial, a través de sus autoridades, de prevenir cualquier acto u omisión constitutivo de violaciones a los derechos humanos El Estado tiene el deber de promover el respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales de toda persona, creando las condiciones para el empoderamiento y exigibilidad para ejercer los derechos y libertades fundamentales.

Las y los servidores del Astado tienen el deber de contribuir con este fin. El Estado tiene el deber primordial de ordenar los mecanismos de protección y de seguridad personal necesarios, por medio y en coordinación con la Dirección General de! Sistema de Protección, conforme la evaluación del riesgo de las personas beneficiarías de la presente Ley.

¿Quién garantiza el respeto a los derechos humanos y libertades?

Los Derechos Humanos son el conjunto de prerrogativas sustentadas en la dignidad humana, cuya realización efectiva resulta indispensable para el desarrollo integral de la persona. Este conjunto de prerrogativas se encuentra establecido dentro del orden jurídico nacional, en nuestra Constitución Política, tratados internacionales y las leyes.

Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles.

Los derechos humanos universales están a menudo contemplados en la ley y garantizados por ella, a través de los tratados, el derecho internacional consuetudinario, los principios generales y otras fuentes del derecho internacional. El derecho internacional de los derechos humanos establece las obligaciones que tienen los gobiernos de tomar medidas en determinadas situaciones, o de abstenerse de actuar de determinada forma en otras, a fin de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de los individuos o grupos.

  1. El respeto hacia los derechos humanos de cada persona es un deber de todos.
  2. Todas las autoridades en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos consignados en favor del individuo.
  3. Los derechos humanos son inalienables.
  4. No deben suprimirse, salvo en determinadas situaciones y según las debidas garantías procesales.

Por ejemplo, se puede restringir el derecho a la libertad si un tribunal de justicia dictamina que una persona es culpable de haber cometido un delito. Los derechos humanos son iguales y no discriminatorios: La no discriminación es un principio transversal en el derecho internacional de derechos humanos.

Está presente en todos los principales tratados de derechos humanos y constituye el tema central de algunas convenciones internacionales como la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial y la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.

El principio se aplica a toda persona en relación con todos los derechos humanos y las libertades, y prohíbe la discriminación sobre la base de una lista no exhaustiva de categorías tales como sexo, raza, color, y así sucesivamente. El principio de la no discriminación se complementa con el principio de igualdad, como lo estipula el artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: «Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos».

Los derechos humanos incluyen tanto derechos como obligaciones. Los Estados asumen las obligaciones y los deberes, en virtud del derecho internacional, de respetar, proteger y realizar los derechos humanos. La obligación de respetarlos significa que los Estados deben abstenerse de interferir en el disfrute de los derechos humanos, o de limitarlos.

La obligación de protegerlos exige que los Estados impidan los abusos de los derechos humanos contra individuos y grupos. La obligación de realizarlos significa que los Estados deben adoptar medidas positivas para facilitar el disfrute de los derechos humanos básicos.

En el plano individual, así como debemos hacer respetar nuestros derechos humanos, también debemos respetar los derechos humanos de los demás. La aplicación de los derechos humanos a la que se encuentran obligadas todas las autoridades se rige por los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad.

El principio de la universalidad. Todas las personas son titulares de todos los derechos humanos. Dicho principio se encuentra estrechamente relacionado a la igualdad y no discriminación. No obstante, para lograr la igualdad real se debe atender a las circunstancias o necesidades específicas de las personas.

  • Principio de Interdependencia: Consiste en que cada uno de los derechos humanos se encuentran ligados unos a otros, de tal manera que el reconocimiento de uno de ellos, así como su ejercicio, implica necesariamente que se respeten y protejan múltiples derechos que se encuentran vinculados.
  • Principio de Indivisibilidad: Implica que los derechos humanos no pueden ser fragmentados sea cual fuere su naturaleza.

Cada uno de ellos conforma una totalidad, de tal forma que se deben reconocer, proteger y garantizar de forma integral por todas las autoridades. Principio de interdependencia e indivisibilidad: Todos los derechos humanos, sean éstos los derechos civiles y políticos, como el derecho a la vida, la igualdad ante la ley y la libertad de expresión; los derechos económicos, sociales y culturales, como el derecho al trabajo, la seguridad social y la educación; o los derechos colectivos, como los derechos al desarrollo y la libre determinación, todos son derechos indivisibles, interrelacionados e interdependientes.

  1. El avance de uno facilita el avance de los demás.
  2. De la misma manera, la privación de un derecho afecta negativamente a los demás.
  3. Principio de Progresividad: Constituye una obligación del Estado para asegurar el progreso en el desarrollo constructivo de los derechos humanos, al mismo tiempo, implica una prohibición para el Estado respecto a cualquier retroceso de los derechos.

El Estado debe proveer las condiciones más óptimas de disfrute de los derechos y no disminuir ese nivel logrado.

¿Que nos garantiza el derecho a la libertad?

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión ; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el

¿Cómo se garantiza el respeto a los derechos?

El respeto de los derechos humanos requiere una vigilancia constante a nivel interno y externo. A nivel interno, es preciso sensibilizar al individuo acerca de la posibilidad de cometer violaciones. A nivel externo, es preciso alentar a los grupos o individuos a defender los derechos humanos.

¿Cómo garantiza el Estado el ejercicio y respeto de esas libertades?

Las libertades individuales son de todos Aprendizaje esperado: a naliza el papel del Estado y la ciudadanía en la vigencia y garantía del derecho a la libertad de las personas Énfasis : r econocer la función del Estado como garante de las libertades.

¿Qué vamos a aprender? El propósito de esta sesión es reconocer la importancia y la función del Estado como garante de nuestras libertades. Es necesario tener a la mano tu cuaderno de notas, hojas de colores, tijeras, pegamento y regla. Recuerda que puedes hacer uso del material con el que cuentes y tengas a tu alcance.

Si en este momento no cuentas con alguno de los recursos, puedes concluir tus actividades al término de la sesión. ¿Qué hacemos? Como has visto a lo largo de tu formación, la libertad es un derecho humano que se ha defendido con la participación de muchas personas que se atrevieron a enfrentar y denunciar injusticias civiles por parte de particulares, gobiernos y gobernantes que abusaron de las personas más vulnerables, utilizando la violencia y la discriminación por parte de grupos sociales minoritarios que no consideraban el respeto y reconocimiento a la diversidad, la inclusión, la equidad y la igualdad de todos los seres humanos.

Por ello hoy en día, y en cada país, el Estado tiene la obligación de garantizar y proteger el ejercicio de las libertades de su ciudadanía; principalmente en un sistema democrático es fundamental cumplir y hacer cumplir el respeto y la protección a las libertades de todas las personas. Para ello, es conveniente conocer el marco normativo y jurídico nacional e internacional, así como los propósitos de las instituciones que participan y tienen la facultad de regular las acciones para hacer respetar las libertades de la población.

Hablando de documentos internacionales, uno de los principales es la Declaración Universal de Derechos Humanos que, en sus dos primeros artículos proclama que todas las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos y que toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en ella, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica o cualquier otra condición.

Por otro lado, en el preámbulo del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, se señala que «no puede realizarse el ideal del ser humano libre, liberado del temor y de la miseria, a menos que se creen condiciones que permitan a cada persona gozar de sus derechos económicos, sociales y culturales, tanto como de sus derechos civiles y políticos».

Sin embargo, es importante señalar que cada Estado debe realizar acciones para establecer procesos jurídicos, supervisar la función de las instituciones al alcance de la población y garantizar el reconocimiento de las libertades que parten de los acuerdos internacionales firmados y ratificados.

  • Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. (1966)
  • Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. (1966)
  • Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial. (1965)
  • Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer. (1979)
  • Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. (1984)
  • Convención sobre los derechos del Niño. (1989)
  • Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares. (1990)

De acuerdo con lo señalado en el artículo 40 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, nuestro país es una República representativa democrática. Esto quiere decir que es el pueblo quien tiene el poder público a través de los Poderes de la Unión; asimismo, el respeto a las leyes es primordial y en ellas se deben garantizar las libertades y los derechos humanos.

  • En este sentido, como viste en grados anteriores, la Carta Magna establece las libertades y, al estar escritas en ese documento, se les llama fundamentales.
  • Recuerda algunas de ellas, para eso te sugerimos que tomes tus materiales para comenzar con la construcción de un organizador gráfico que irás complementando a lo largo de la sesión.

Observa y trázalo: Que Garantiza El Respeto A Los Derechos De Libertad Y Son Normas Juridicas Como puedes observar, se señalan algunas libertades fundamentales: Éstas son sólo algunas de las que están contenidas en la Constitución. Como puedes observar, hay algunas líneas donde se te propone que especifiques el artículo constitucional y una paráfrasis o referencia de su contenido.

Por ahora, revisa un ejemplo y te sugerimos que, al término de la sesión, complementes los faltantes. En el caso de la libertad física, está establecida en el Artículo 1º y señala que «en los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos (), así como de las garantías para su protección ().

Está prohibida la esclavitud ()». Realizar este análisis, no sólo implica que recuerdes las libertades fundamentales a las que tienes derecho, sino que se planteen la pregunta, ¿tener asentado en las leyes las libertades es lo único que puede hacer el Estado para garantizarlas? No es suficiente, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos realizó la publicación «Prácticas de buen gobierno para la protección de los derechos humanos», y en ese documento se menciona que para generar entornos propicios y favorecedores para la aplicación de los derechos humanos.

Además de los marcos jurídicos que ya se mencionaron, debe haber instituciones y procesos políticos, administrativos y de gestión que los garanticen. Esto quiere decir que debe existir un Estado de Derecho Democrático, que se refiere a un Estado donde se aplica un marco jurídico respetando las garantías fundamentales de las personas, quienes pueden hacen llegar a los gobiernos su sentir y expresan sus necesidades, así como participar en las acciones y en las decisiones.

En síntesis, el Estado de Derecho representa la forma de vivir, considerando el poder de los Ciudadanos para decidir y participar, respetando la Ley. Observa el siguiente video para comprender mejor la información.

Los rasgos del Estado de Derecho democrático

https://youtu.be/Zu2wVAM1MQc En resumen, los derechos humanos representan los valores para vivir, reconocen la diversidad, se definen como un conjunto de facultades que garantizan la dignidad, colocándonos en igualdad de circunstancias ante la justicia, el estado y la sociedad; representan la esencia humana y permiten el desarrollo de las potencialidades, permiten actuar de manera libre y te protegen contra abusos de autoridades, particulares y servidores públicos.

  • Las leyes permiten regular el comportamiento de los ciudadanos y sus representantes.
  • El reconocimiento y protección de los derechos humanos que se representan en las libertades de los ciudadanos. Los estados democráticos se identifican:
  • Porque expresan las diferencias de pensamiento.
  • Se reconocen los derechos de las personas.
  • Se expresa la pluralidad, es decir la diversidad en las formas de pensar.
  • Favorece realizar propuestas, de manera organizada, para dar solución a diversos aspectos como:
    • Salud
    • Educación
    • Identidad
    • Libertad de tránsito
    • Residencia
    • Manifestación de las ideas Atienden la seguridad pública mediante acciones que permitan mantener el orden, hacer cumplir las leyes y fomentar los principios éticos de la sociedad, generando confianza en las personas. México es un país que tiene un sistema de gobierno democrático, sin embargo, existen muchos retos que deben atender para consolidarse como un Estado de Derecho, debido a las problemáticas de orden social que afectan la legalidad, la impartición de justicia y el respeto a los derechos humanos; estas problemáticas que aquejan a nuestro país son:
  • Corrupción
  • Violencia (social y de género)
  • Inseguridad
  • Pobreza
  • Salud
  • Educación
  • Desempleo
  • Inequidad
  • Deterioro ambiental

Es necesario atender, de manera urgente, estas condiciones que afectan el ejercicio de las libertades con una la base jurídica que garantice la seguridad de las poblaciones, mediante acuerdos con instituciones nacionales e internacionales, públicas y privadas, para atender y dar respuesta a actos de corrupción y omisiones ante los debidos procesos legales.

Para que puedas exigir la garantía de tus libertades, además de conocer las leyes, también debes conocer las instancias que están dedicadas, específicamente, a cada una de ellas. Es por eso que se te pide que retomes tu organizador gráfico y agregues, a cada una de las libertades, las instituciones que el Estado ha generado para garantizar las libertades o que contribuyen a ello.

Observa el ejemplo, para el caso de la libertad física, establecida en el artículo 1º constitucional, algunas de las instancias dedicadas a garantizarla son la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Instituto Nacional de las Mujeres, el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación, entre otros.

Te preguntarás si actualmente hay casos de esclavitud; desafortunadamente sí los hay, de hecho, se estableció el 2 de diciembre como el Día para la Abolición de la Esclavitud, al celebrarse el Convenio para la Represión de la Trata de Personas y de la Explotación de la Prostitución Ajena. Hay quienes piensan que esto es algo ajeno y que en nuestro país no hay situaciones de lo que se llama esclavitud moderna, pero es desafortunado que sí exista la trata de personas, el trabajo forzoso y el matrimonio infantil.

Una situación de este último es, por ejemplo, que en la alcaldía Milpa Alta, donde, según el Reporte Especial de Situación de las niñas y de las adolescentes en la Ciudad de México de 2018, «casi una de cada 200 niñas ya está casada o unidas a la edad de 13 años».

  1. Es importante que reflexiones en las situaciones que obstaculizan cada una de las libertades, ya que, si bien el Estado es quien debe garantizar su cumplimiento, pero también debes buscar ambientes en donde se garanticen los derechos, ya que en algunos casos interviene la cultura.
  2. En el documento «Prácticas de buen gobierno para la protección de los derechos humanos», que ya se había mencionado, se analizan 21 casos en el mundo en donde se han llevado a cabo avances importantes para proteger los derechos humanos.

Este estudio concluye que:

  1. La protección de los derechos humanos requiere marcos jurídicos nacionales compatibles con los principios de derechos humanos.
  2. La participación ciudadana y las distintas alianzas sociales son decisivas para la protección de los derechos humanos.
  3. La negociación y la creación de consenso favorecen la transformación de las prácticas sociales y legales para la protección de los derechos humanos.
  4. El acceso a la información y la transparencia contribuyen a la protección de los derechos humanos.
See also:  Normas Que Deben Cumplir Los Usuarios De La Red?

Adicionalmente, hay que agregar que, en el país, desde el marco legal y normativo, le compete al estado realizar las siguientes acciones:

  • Compromisos del Estado Mexicano con la firma de convenios internacionales en materia de Derechos Humanos.
  • Revisión, análisis y perfeccionamiento de las normas jurídicas, para evitar inconsistencias que afecten su ejecución.
  • Establecer planes, programas y políticas públicas que contribuyan a respetar y hacer respetar el ejercicio y protección de las libertades como, por ejemplo, el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.
  • Contar con presupuestos que permitan llevar a cabo las acciones para su correcta ejecución.
  • Diseño y construcción de espacios para la participación de la sociedad civil, difundiendo el derecho a la libertad.
  • Crear acciones para evitar las prácticas de corrupción en las instituciones públicas y sancionar a quienes no cumplan con el respeto y la protección de las libertades.
  • Mantener y preservar un Estado de Derecho democrático, aplicando la ley a quienes atenten contra los Derechos Humanos.

Al identificar tus libertades en la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, estas conscientes de que las instituciones que conforman el Servicio Público y la Administración Federal deben cumplir con la norma jurídica que regula y hace cumplir los lineamientos que protegen y garantizan las libertades de los ciudadanos, sin embargo, es obligación de los ciudadanos conocer y hacer valer estas leyes y, en su defecto, denunciar el incumplimiento de las mismas.

El gobierno tiene la función de regulador y protector del ejercicio de las libertades, sin embargo, la sociedad también tiene la responsabilidad de observar y participar, acudiendo a las instituciones que supervisan las violaciones a los derechos económicos, civiles y sociales en el país. Recuerda también los principios de los derechos humanos; éstos son universales, en tanto son para todas las personas, sin distinción alguna, interdependientes e indivisibles, pues están desvinculados entre sí, pero tampoco pueden separarse unos de otros; finalmente, son progresivos, este principio es en el que, en esta sesión, hay que poner atención, pues es el Estado quien tiene el compromiso de, por un lado, no quitar lo que ya se ha ganado y, por otro, se deben adoptar las medidas necesarias para garantizar los derechos humanos a corto, mediano y largo plazo, conforme a las necesidades de la población.

Recapitula: Comenzaste por conocer los tratados internacionales que establecen los derechos humanos, mismos que ha firmado y ratificado nuestro país. Realizaste un ejercicio que te permitió analizar cómo el Estado mexicano garantiza las libertades fundamentales, asimismo conociste las instancias que se han creado para protegerlas y garantizarlas, con la finalidad de reflexionar a dónde puedes acudir en caso de que las libertades sean violentadas.

Analizaste qué es un Estado de Derecho democrático y las problemáticas que impiden que se garanticen la libertad y los derechos de las personas. También puntualizaste las acciones que tiene que llevar a cabo el Estado para que la población pueda ejercer sus derechos. El r eto de h oy: Revisa tu libro de texto para ampliar la información de lo que has aprendido; también consulta los acuerdos internacionales que tiene nuestro país para proteger las libertades de toda la población.

Estos los podrás encontrar, principalmente, en las plataformas de la Organización de las Naciones Unidas y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Puedes participar más en la construcción de un sistema democrático incluyente, seguro y vigilante de la efectividad de los planes y programas que regulen las libertades en la vida cotidiana, sin obstáculos que los impidan; debemos informarnos para descubrir de qué manera puedes contribuir para alcanzar un Estado de derecho democrático que garantice y proteja el ejercicio de tus libertades.

¿Cómo se garantizan los derechos humanos en nuestro país?

Justicia internacional y derechos humanos Los derechos humanos y su protección * Robert Summers ** McRoberts Research Profesor en la Escuela de Derecho de Cornell. Sucintamente trataré tres amplias cuestiones. ¿Qué son los derechos humanos? ¿De qué forma son generalmente protegidos? ¿Cuáles son algunas de las afinidades y diferencias entre la manera cómo protegen los derechos humanos Estados Unidos y la forma en que desempeñan la misma tarea las naciones europeas? I.

  • ¿Qué son los Derechos Humanos? Consideraré la naturaleza de los derechos humanos sólo en términos muy generales.
  • No es difícil ofrecer ejemplos de derechos humanos que son ampliamente aceptados.
  • La Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948), establecida en principio como una aspiración, incluye algunos ejemplos ampliamente reconocidos de estos derechos: los derechos generales a la vida, a la libertad y a la seguridad de la persona; el derecho a no ser un esclavo; el derecho a no ser torturado o sujeto a tratos y castigos crueles, inhumanos o degradantes; el derecho a gozar de igual protección ante la ley; el derecho a no ser discriminado; el derecho a una audiencia pública dirigida por un tribunal independiente e imparcial en cuanto a sus decisiones sobre los derechos y las obligaciones de las personas, así como en la determinación de cualquier cargo criminal; el derecho a no padecer interferencias arbitrarias en el terreno de la privacidad, la familia, el domicilio y la correspondencia; el derecho a no padecer ataques al honor y a la reputación; el derecho a la libertad de movimiento y residencia dentro de las fronteras de cada Estado; el derecho al matrimonio con el consentimiento mutuo de los que habrán de ser esposos; el derecho a proteger a la familia; el derecho a tener propiedad y a no ser privado de ella arbitrariamente; el derecho a la libertad de expresión, pensamiento, conciencia y religión; el derecho de reunión y de asamblea; el derecho a formar parte del gobierno propio, de manera directa o a través de representantes libremente elegidos; el derecho al acceso equitativo de los servicios públicos; y el derecho a que la voluntad del pueblo sea la base de la autoridad del gobierno, mediante elecciones periódicas y generales que expresan dicha voluntad a través del sufragio universal en condiciones de equidad.

Esta lista que proviene de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU no está completa, pero contempla los derechos imprescindibles y muestra un rango considerable de derechos humanos ampliamente reconocidos. Es evidente que estos derechos internacionalmente aceptados coinciden con los derechos actualmente incluidos en muchos sistemas jurídicos nacionales.

  1. Como lo muestran los ejemplos precedentes, muchos derechos humanos limitan los poderes del Estado, así como los poderes privados, para evitar invasiones en el ámbito de la libertad, para imponer penas, impedir el acaparamiento de propiedad o fines similares.
  2. Otros derechos humanos imponen la obligación de ciertas prestaciones a los Estados así como a otras entidades.

¿Existe una racionalidad común detrás del amplio reconocimiento de todos estos derechos humanos? Casi todos son en cierto sentido fundamentales. Por ello deben distinguirse de muchos otros derechos que no son tan fundamentales, como el derecho a fumar cigarrillos o a caminar por un parque público.

Entonces, ¿provienen racionalmente los derechos humanos, de alguna manera, de una concepción particular que concibe al ser humano como una persona libre y con los atributos de dignidad, autonomía y humanidad? Sí, casi todos estos derechos tienen su origen en esta concepción. Esto explica el por qué los derechos humanos son vistos como generales y poseídos por todos.

También se sigue de esta concepción que tales derechos son derechos de individuos, aunque podría llamarse a los Estados a actuar a favor y en nombre de los derechos humanos de los individuos. ¿Existen en algún sentido los derechos humanos si de hecho el Estado o el orden internacional no los reconoce o no garantiza su protección? Aunque tal vez no puedan, bajo tales circunstancias, verse plenamente satisfechos, sin duda muchos de ellos sí existen.

Casi todos los derechos mencionados anteriormente son también normas morales, y las normas morales existen aun sin el reconocimiento legal. Finalmente, ¿qué distingue a los derechos humanos de los llamados intereses? se dice con cierta frecuencia que los derechos humanos confrontan meros conflictos de intereses.

Por ejemplo, el derecho de uno a la libertad de expresión puede chocar con el interés de otra persona a no verse obligado a respetar esa libertad. Claro que esta última persona puede simplemente elegir otro camino, sin intentar imponer al otro su visión del mundo.

  • II. ¿Cómo son protegidos los Derechos Humanos? Existen tres mecanismos básicos de protección a los derechos humanos: los sistemas jurídicos nacionales, el sistema jurídico internacional y los sistemas jurídicos regionales.
  • Entre estos últimos se encuentra el modelo de la unión Europea (UE) o el de la organización de Estados Americanos (OEA).

La protección de los derechos humanos que he mencionado como ejemplos de la Declaración universal de los Derechos Humanos se lleva acabo, en el mundo actual, en mayor medida a través de normas constitucionales, estatutarias y otras normas positivas de los sistemas jurídicos nacionales, mucho más que a través de los sistemas internacionales o regionales de protección a los derechos humanos.

Así, los derechos humanos en México, Estados unidos u otros países son protegidos principalmente a través de reglas constitucionales, estatutarias y por otras leyes internas, así como por sus respectivas maquinarias responsables del cumplimiento de la ley. Es bien sabido que durante el siglo XX se desarrolló una corriente que con el tiempo fue conocida como el «movimiento internacional de los derechos humanos».

Las Naciones Unidas han jugado un papel prominente en este movimiento. Éste fue posible en buena medida porque algunos sistemas jurídicos nacionales no protegían suficientemente, o no lo hacían en absoluto, los derechos humanos de sus propios ciudadanos.

El movimiento funcionó y continúa operando hoy en día en tres frentes. En primer lugar, ayuda a los Estados, y promueve en ellos, a través de sus sistemas jurídicos nacionales, la adopción de normas, estatutos, leyes y mecanismos de seguridad requeridos para la protección de los derechos humanos. En segundo lugar, el movimiento reconoce y promueve la protección de los derechos humanos a través de acuerdos internacionales entre Estados, así como la creación de mecanismos internacionales que respalden y garanticen estos acuerdos.

En tercer lugar, el movimiento coopera y facilita el trabajo de organizaciones regionales que intentan proteger los derechos humanos, entre ellas la unión Europea o la organización de Estados Americanos. Los tratados y acuerdos internacionales en materia de derechos humanos eran, en principio y en términos literales, únicamente acuerdos entre los Estados.

  1. Si un Estado parte del tratado violaba el acuerdo, ese Estado tendría que responder únicamente ante el Estado que padecía la violación.
  2. Así, un individuo cuyos derechos humanos reconocidos internacionalmente fuesen violados no tenía a su alcance los mecanismos legales que garantizaran la reparación.
  3. Solamente el Estado del cual el individuo fuera miembro podría ofrecer tales remedios.

Hoy las cosas han cambiado. Cada vez con más frecuencia los individuos que actúan por su parte pueden alcanzar las reparaciones correspondientes. Por ejemplo, cuando los Estados incorporan un tratado internacional de derechos humanos dentro de su propia legislación, los individuos gozarían también de los derechos previstos en ese tratado.

Esto ocurre así con la Convención Europea sobre Derechos Humanos, sólo por citar una instancia importante.1 Sin embargo, el reconocimiento del derecho de un individuo para presentar una demanda que busca reparar o resarcir la violación a un derecho humano reconocido en un acuerdo internacional (o protegido por la costumbre jurídica internacional) es en realidad apenas el primer paso para remediar el daño.

El otorgamiento real de una compensación por parte de una corte internacional u otro órgano institucional ya es otra cosa. Durante mucho tiempo los resarcimientos institucionales internacionales eran escasos y muy raros. En principio, muchos Estados que forman parte de las Naciones unidas aceptarían la Declaración universal de la ONU en lo que respecta a ciertos derechos específicos, como los que implican no padecer la esclavitud, la discriminación racial o la tortura.

(En realidad, buena parte de lo que aparece en la Declaración Universal ya forma parte de la costumbre jurídica internacional). No obstante, otro tipo de presiones pueden resultar eficientes en ocasiones. Entre ellas la crítica de ciertos cuerpos internacionales, la hostilidad de la opinión pública, el activismo internacional de los comités internacionales en derechos humanos, las actuaciones de los distintos ombudsmen, etc.

Hoy en día, cada vez con más frecuencia, las demandas pueden ser reivindicadas a través de la concesión de remedios institucionales. III. ¿Cuáles son las principales diferencias entre las distintas formas de proteger los Derechos Humanos, por ejemplo entre Estados Unidos y las naciones de Europa Occidental? Estados unidos y las naciones de Europa occidental tienen sistemas jurídicos nacionales que protegen los derechos humanos reconocidos internacionalmente en la medida en que éstos califican como derechos bajo las normas que forman parte de sus propios sistemas jurídicos.

Como ya lo he señalado, muchos derechos reconocidos y protegidos a nivel nacional se traslapan con derechos humanos protegidos por normas internacionales de derechos humanos. Dado que buena parte de las amenazas provienen del ámbito interno, la trayectoria de los Estados unidos y de los países de Europa occidental en materia de derechos humanos es muy importante.

Existe un amplio consenso en torno al buen papel que en general han desempeñado estos países, sobre todo en comparación con lo que ha ocurrido en el resto del mundo, a pesar de algunas fallas considerables. La trayectoria norteamericana y europea revela también coincidencias y acuerdos significativos en cuanto al valor de la protección de los derechos humanos.

  • En la medida en que la fuente de los derechos humanos es un tratado o algún otro instrumento internacional existen, en primer lugar, maneras diferentes de reconocerlos y hacerlos valer.
  • Estados Unidos generalmente se encuentra menos inclinado a adoptar tratados internacionales de derechos humanos que los países de Europa Occidental.

Sin las reservas de ley correspondientes, ciertas previsiones incluidas en estos tratados modificarían el orden jurídico interno de Estados Unidos. Este país generalmente prefiere que esto no ocurra sin que medie la actuación del Congreso a través del debate y la adopción de las provisiones relevantes que habrían de aplicar en Estados Unidos.

  1. La no actuación del Congreso sería contraria a los procesos democráticos usuales.
  2. Sin las adaptaciones del Congreso, las demandas que se hicieran bajo el amparo de un tratado no podrían, en principio, ser reivindicadas en los tribunales norteamericanos.
  3. Los países europeos, por otro lado, suelen estar más dispuestos a aceptar demandas protegidas por tratados internacionales o regionales incluidos dentro de sus propios sistemas y reconocidos en ese ámbito como válidos.

A pesar de las diferencias mencionadas, Estados Unidos ha adoptado un buen número de tratados internacionales que han sido ratificados por el Senado de este país, si bien es cierto que con ciertas reservas de ley en relación con algunos derechos en particular.

  1. En realidad no existe una diferencia categórica en cuanto a los derechos protegidos.
  2. Una segunda diferencia entre los mecanismos adoptados por los Estados Unidos y los países de Europa Occidental tiene que ver con el uso de la fuerza del Estado.
  3. Entiendo que este tema no suele enmarcarse dentro del campo de los derechos humanos, pero éstos se encuentran involucrados en al menos dos tipos de situaciones.

En primer lugar, podemos mencionar el caso de violaciones internacionales a los derechos humanos, actuales o en potencia, dentro de Estados Unidos, o dentro de las naciones europeas, pero originadas en acciones externas, por ejemplo en el caso de grupos terroristas que reciben el apoyo de un Estado extranjero o cuando los llamados estados canallas amenazan con utilizar armas de destrucción masiva.

En segundo lugar se encuentran las violaciones actuales o potenciales a derechos humanos reconocidos internacionalmente que se presentan no dentro de Estados Unidos, o dentro de Europa, sino dentro de otros Estados que no han logrado proteger los derechos humanos de sus propios ciudadanos, a veces violados incluso en una escala masiva, como en Kosovo.

Hoy en día es posible encontrarse con especialistas y otros estudiosos que caracterizan la forma en que Estados Unidos se enfrenta a la necesidad de usar la fuerza, en relación con la segunda categoría de violaciones -aquellas que ocurren en otros países- como un método vaquero y pistolero, al margen de la legalidad, mientras que caracterizan el modelo europeo como un método pacífico apegado a la legalidad, un método en el cual sólo la ley y los procesos administrativos y judiciales son determinantes.

  1. Esto es caricaturizar, no caracterizar.
  2. Ya hemos dicho que Estados Unidos y los países de Europa Occidental generalmente comparten mecanismos similares de protección a los derechos humanos bajo las leyes que constituyen sus propios sistemas jurídicos.
  3. Nada hay de «vaquero» en la manera como los norteamericanos aseguran los derechos humanos en Estados Unidos, aunque sea cierto que los norteamericanos arman a su policía y de hecho utilizan la fuerza para proteger a su propia gente de amenazas internas.

Muchas naciones europeas también arman a su policía y utilizan la fuerza de manera similar. Tanto en Estados Unidos como en los países de Europa occidental generalmente se reconoce que la defensa de la supremacía de la ley requiere el uso de la fuerza.

Cuando las violaciones a los derechos humanos dentro de un país provienen del terrorismo patrocinado por un Estado extranjero, como en el caso del ataque del 11 de septiembre y su relación con el papel que desempeñara el Estado de Afganistán, respuestas como la de los Estados Unidos no deberían caracterizarse como un acto de vaqueros o pistoleros fuera de la ley, menos cuando se pretende contrastar esta respuesta con el supuesto apego a la legalidad de los europeos.

En general, Estados Unidos y buena parte de los países europeos han coincidido en la necesidad de usar la fuerza en contra del terrorismo patrocinado por Estados concretos, como en el caso del los talibanes y Bin Laden en Afganistán. A lo largo de los años muchas otras violaciones a los derechos humanos han ocurrido fuera de las fronteras de Estados Unidos y los países europeos.

  1. Todos estos países generalmente han respondido de manera similar, con frecuencia bajo los auspicios de las Naciones Unidas.
  2. Estas respuestas, en algunas ocasiones, han incluido el uso de la fuerza.
  3. Simplemente no ha habido en general un método distinto en cuanto al reconocimiento y la protección de los derechos humanos, mucho menos un método norteamericano que pueda etiquetarse como «vaquero y pistolero al margen de la ley» y un método europeo que pueda llamarse «pacífico», «apegado a la legalidad» y «carente de todo uso de la fuerza».
See also:  En Que Ambito Se Aplican Las Normas Y Leyes?

Ahora llegamos al caso de Irak. Si bien los argumentos utilizados para justificar la guerra en Irak no enfatizaron los derechos humanos de iraquíes y de otras personas en el Medio oriente, los norteamericanos y los miembros de la coalición en realidad respondieron también a masivas violaciones a los derechos humanos cometidas por el gobierno de Saddam Hussein contra el propio pueblo iraquí.

Estas violaciones son un hecho indiscutible, aunque la extensión completa de ellas ha emergido únicamente después de la guerra en Irak. Además, había evidencia de que Saddam Hussein contribuía al financiamiento de otras violaciones a derechos humanos a través de ataques suicidas y actividades similares en Israel.

Cuando se llevó a cabo la invasión de Irak había evidencia que razonablemente permitía suponer que Sadam Hussein estaba desarrollando, o había desarrollado, armas de destrucción masiva para utilizarlas en contra de sus enemigos; armas que de haber sido usadas habrían tenido muy graves y adversas consecuencias para los derechos humanos.

  • Es verdad que la Consejo de Seguridad de la ONU, de acuerdo con el artículo 42 de la Carta de las Naciones Unidas, no autorizó el uso de la fuerza de Estados Unidos.
  • También es verdad que el derecho internacional reconoce el derecho a la legítima defensa.
  • Pero ya es menos claro qué es lo que autoriza el derecho internacional en cuanto a prevenir o anticipar un ataque.

Algunos piensan que un país seriamente amenazado debe esperar a ser atacado. Otros niegan esta interpretación. En un mundo donde un ataque puede destruir o devastar zonas muy amplias, esperar a que ocurra un ataque parece absurdo. En Irak, Estados Unidos no comenzó, como lo sugiere la proverbial figura del «vaquero-pistolero al margen de la ley», por jalar el gatillo, disparando a diestra y siniestra.

En lugar de eso, Estados Unidos durante muchos años acompañó los esfuerzos de la ONU en Irak, incluyendo el último programa de inspección, aun cuando era evidente que el régimen de Hussein no estaba cooperando. por otro lado, veinticinco países apoyaron en última instancia el uso de la fuerza de Estados Unidos en Irak.

El hecho de no haber encontrado, hasta ahora, armas de destrucción masiva en Irak no es un hecho decisivo. Lo realmente relevante es saber si Estados Unidos tenía bases razonables para creer que Saddam Hussein tenía tales armas, o estaba en el proceso de fabricarlas, de manera que pudieran ser una amenaza para otras personas o para su propio pueblo.

En relación con el uso de la fuerza en Irak, Estados Unidos actuó con base en buena parte de la misma evidencia que había conducido a la ONU a sancionar a Irak durante muchos años, la misma evidencia que llevó al Consejo de Seguridad a votar de manera unánime la imposición de «serias consecuencias» en caso de que Saddam no cumpliera sus obligaciones.

Sabemos que Saddam llegó a tener armas de destrucción masiva. Lo sabemos porque las utilizó en contra de su propio pueblo, en contra de personas que nunca jamás podrán disfrutar de los derechos humanos porque ya están muertas. En este punto, los documentos previos de la ONU son también realmente importantes.

La resolución 1441 del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada el 8 de noviembre de 2002, señala que la ONU ha reconocido «la amenaza que representa el rechazo iraquí a cumplir con las resoluciones del Consejo de Seguridad así como el peligro que representa la proliferación de armas de destrucción masiva y misiles de largo alcance para la paz y la seguridad internacional.» En ese documento, la ONU condena «el hecho de que Irak no ha proporcionado un informe exacto, completo, final y detallado, como el exigido por la resolución 687 (1991), de todos los aspectos de su programa para desarrollar armas de destrucción masiva».

También señala que «Irak repetidamente ha obstruido el acceso inmediato, incondicional e irrestricto, a los sitios señalados (.) y ha fallado en cooperar, completa e incondicionalmente, con los inspectores de armas como le fue requerido». En suma, Estados Unidos esperó 13 años mientras la ONU reconocía su impotencia para detener a un tirano que era considerado por la misma ONU como un hombre peligroso para su propio pueblo, para los países vecinos y para otros pueblos.

De hecho, cabría preguntarse ¿qué tan eficiente ha sido el desempeño de la ONU en relación con la protección de los derechos humanos? ¿Qué pasó en Uganda, en Ruanda, en Timor Oriental o con los kurdos en Irak? ¿No es verdad que la ONU recientemente eligió a Libia para encabezar la Comisión de Derechos Humanos de la ONU? Amnistía internacional ha demostrado que en Libia los partidos políticos y la crítica al gobierno están prohibidos.

En este país muchos presos políticos permanecen detenidos sin derecho a juicio. Libia estuvo detrás del atentado de Lockerbie. Muchos prisioneros han desaparecido, y en todo el país la tortura es una práctica extendida. ¿Tolerar esto es multilateralismo? Sin lugar a dudas, civiles inocentes en Irak murieron en la guerra: ellos tampoco podrán jamás ejercer sus derechos humanos.

  • Tal vez habríamos evitado esto si la ONU hubiera actuado antes, como debió hacerlo, para proteger efectivamente los derechos humanos en Irak.
  • De hecho, la ONU pudo haber forzado el desarme de Irak sin recurrir a la fuerza.
  • Por supuesto, doce años atrás Estados Unidos estuvo en Irak.
  • ¿podrían haber hecho más entonces para eliminar lo que con el tiempo se convertiría en un problema grave?) ¿Adónde vamos? Estas reflexiones me sugieren unos comentarios finales sobre la ONU y sobre el papel que en ella desempeñan algunas de las principales naciones europeas.

En opinión de Robert Kagan, así como de otros expertos, los países europeos que mucho influyen en la ONU generalmente evitan el uso de la fuerza, incluso cuando es necesario. Esto es así por razones históricas complejas. Kagan destaca entre ellas el recuerdo de las dos terribles guerras mundiales, así como la experiencia posterior a las guerras, particularmente en la Unión Europea.

  • Los países que la forman han logrado vivir juntos y en paz gracias a un sistema multilateral que ha resultado muy exitoso, para ellos, en la solución de los problemas propios de la UE.
  • Agan también señala otro hecho fundamental.
  • Durante la guerra fría Estados Unidos empleó vastos recursos en armamento y fuerzas militares.

Este gasto proporcionó un paraguas de protección que benefició a todos, un paraguas bajo el cual la Unión Europea pudo también desarrollarse y evolucionar sin contar con una significativa fuerza militar. Hoy hay en el mundo estados canallas, Estados al margen de la legalidad.

Sabemos que los mecanismos pacíficos multilaterales no siempre han probado su eficacia para enfrentarlos. En realidad, el peligro crece cada día. Los norteamericanos ya han pagado un precio alto el 11 de septiembre y, por lo demás, continuarán cargando con los altos costos que representa la defensa de los derechos humanos de su gente y de otras personas en otros países.

La Unión Europea y los Estados que la conforman no tienen todavía una fuerza militar de significativas consecuencias. ¿Es por ello natural que, con la excepción de Inglaterra, la Unión Europea y sus Estados miembros se muestren reacios a cualquier solución que implique el uso de la fuerza, incluso cuando éste se encuentra justificado? Notas * Traducción del inglés por Jorge Azaola, Instituto Tecnológico Autónomo de México.

** Quisiera agradecer al profesor David Wippman por compartir conmigo material muy relevante para esta investigación, así como por la útil discusión que tuvimos. Quisiera también agradecer a mis asistentes Steven Hall, Robert Holcomb, Sheila Jambekar, Kristine Koren, Sarah Reigle y Travis Rojakovick por leer y comentar la versión preeliminar.

Deseo manifestar también agradecimiento a mi asistente administrativo, Pamela Finnigan. Ninguno de ellos debe asumir la responsabilidad por cualquier cosa objetable en este documento.1 213 U:N:T:S: Z21, E.T.S.5. La convención puede encontrarse en L. Henkin, et.al., International Law, Cases and Materials, 231-248 (3rd ed.

¿Qué garantiza los derechos humanos?

Derechos económicos, sociales y culturales – El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales entró en vigor en 1976 y, a finales de octubre de 2016, ya contaba con 164 Estados parte. Entre los derechos humanos que este Pacto busca promover y proteger se encuentran:

el derecho a trabajar en unas condiciones justas y favorables; el derecho a la protección social, a un nivel de vida adecuado y al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental; el derecho a la educación y a gozar de los beneficios derivados de la libertad cultural y el progreso científico.

¿Qué institución debe garantizar el derecho a la libertad?

Comisión Nacional de los Derechos Humanos – México.

¿Cómo garantizar la ciudadanía el derecho a la libertad?

DISCURSO PARA LA HISTORIA, COMPLETO, MARTIN LUTHER KING, I HAVE A DREAM, YO TENGO UN SUEÑO – Discurso de Martin Luther King, Vicjai Carort.30 de enero de 2013.17’55». Que Garantiza El Respeto A Los Derechos De Libertad Y Son Normas Juridicas Este Movimiento ocasionó una serie de luchas que tuvieron lugar entre 1955 y 1969 y que buscaban acabar con la discriminación contra las personas afroamericanas y terminar con la segregación racial, especialmente en el sur de Estados Unidos. El objetivo era evitar la separación de distintos grupos raciales en la vida diaria, ya sea en restaurantes, cines, baños, colegios o a la hora de adquirir o alquilar casas.

El Movimiento continúa luchando para evitar la discriminación y la segregación racial en la sociedad norteamericana. Otro ejemplo de lucha respecto a los derechos de las personas es el de Nelson Mandela, quien estuvo preso 27 años en Sudáfrica por luchar de manera pacífica contra el apartheid, un sistema de segregación racial y discriminación que consistía en la creación de lugares separados, tanto habitacionales como de estudio o de recreo (como playas, bancos en las plazas, autobuses, hospitales, escuelas), para los diferentes grupos raciales, en el poder exclusivo de la raza blanca para ejercer el voto y en la prohibición de matrimonios o incluso relaciones sexuales entre blancos y negros.

Había «lugares sólo para blancos» o «sólo para negros», siendo estos últimos casi siempre de muy inferior calidad (autobuses escasos y anticuados, hospitales sobrepoblados y con escaso personal profesional, escuelas hacinadas donde la enseñanza se reducía a actividades manuales). Que Garantiza El Respeto A Los Derechos De Libertad Y Son Normas Juridicas Nelson Mandela era miembro del pueblo xhosa y parte de la casa real Tembu, estudió Derecho en la Universidad de Fort Hare y la Universidad de Witwatersrand y comenzó a participar en política en las filas del Congreso Nacional Africano, y luego fundó su Liga Juvenil.

Tras la llegada al poder del Partido Nacional en 1948, ganó protagonismo durante la Campaña del Desafío de 1952 y fue elegido presidente regional del Congreso Nacional Africano (CNA) en la provincia de Transvaal. En su ejercicio como abogado, fue varias veces arrestado por actividades sediciosas y, como parte de la directiva del CNA, fue procesado en el Juicio por Traición desde 1956 hasta 1961.

Fue sentenciado a prisión perpetua durante el Proceso de Rivonia y cumplió 27 años de prisión. Tras salir de prisión, fue el primer mandatario negro Presidente de Sudáfrica entre 1994-1999 y el primero en resultar elegido por sufragio universal en su país.

  1. Como nacionalista africano y marxista, presidió el Congreso Nacional Africano entre 1991 y 1997 y a nivel internacional fue secretario general del Movimiento de Países No Alineados entre 1998 y 2002.
  2. Este sistema, que se desarrolló en Sudáfrica y en Namibia, buscaba mantener los privilegios de la raza blanca en el país a través del sistema institucional y jurídico.

Los negros debían portar documentos de identidad en todo momento y les estaba prohibido quedarse en algunas ciudades o incluso entrar en ellas sin el permiso de las autoridades blancas; no podían ocupar posiciones en el gobierno; no podían votar, excepto en algunas aisladas elecciones para instituciones segregadas; tenían prohibido habilitar negocios o ejercer prácticas profesionales dentro de las áreas asignadas específicamente para los blancos, bajo pena de cárcel, entre otros.

Los derechos civiles y políticos están establecidos en el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos (PIDCP).Los derechos civiles y políticos protegen las libertades individuales de la represión por parte de los gobiernos o de cualquier otro agente político y garantizan que la ciudadanía pueda participar en la vida civil y política del Estado en condiciones de igualdad y no discriminación.

¿Qué es la libertad en sentido jurídico?

Resumiendo las ideas anteriormente expuestas, podemos precisar en estos términos nuestra definición: libertad jurídica es la facultad que toda persona tiene de ejercitar o no ejercitar sus derechos subjetivos, cuando el contenido de los mismos no se reduce al cumplimiento de un deber propio.

¿Cuál es la relación entre la libertad y los derechos humanos?

Los derechos humanos son derechos y libertades fundamentales que tenemos todas las personas por el mero hecho de existir. Respetarlos permite crear las condiciones indispensables para que los seres humanos vivamos dignamente en un entorno de libertad, justicia y paz.

¿Qué es el respeto a los derechos humanos y un ejemplo?

Valores clave – Dos de los valores principales que se encuentran en el núcleo de la idea de los derechos humanos son la dignidad humana y la igualdad, Estos pueden entenderse en el sentido de definir las normas básicas que son necesarias para la vida y la dignidad humana; y su universalidad se deriva del hecho de que, en este sentido, al menos, todos los seres humanos son iguales y por lo tanto no debemos, ni podemos discriminarlos.

Estas dos creencias o valores, son realmente todo lo que se necesita para entender la idea de los derechos humanos, y pueden resultar controvertidas. Esta es la razón por la que los derechos humanos reciben el apoyo de todas las culturas del mundo civilizado, todos los gobiernos y todas las religiones importantes.

Se reconoce casi universalmente que el poder estatal no puede ser ilimitado o arbitrario, sino todo lo contrario, al menos en la medida en que todos los individuos dentro de su jurisdicción puedan vivir con ciertos requisitos mínimos de dignidad humana.

Muchos otros valores pueden derivarse de estos dos aspectos fundamentales y pueden ayudar a definir con mayor precisión cómo en la práctica las personas y las sociedades deben coexistir. Por ejemplo: Libertad: porque la voluntad humana es una parte importante de la dignidad humana. Vernos forzados a hacer algo en contra de nuestra voluntad degrada el espíritu humano.

Respeto por los demás: la falta de respeto a alguien desprecia su individualidad y dignidad esencial. No discriminación : porque la igualdad en la dignidad humana significa que no debemos juzgar los derechos y oportunidades de las personas sobre la base de sus características.

¿Qué son los garantes de la libertad?

Refuerzo de las capacidades de los garantes de derechos Los garantes de derechos son entidades o personas que tienen una obligación o la responsabilidad particular de respetar, promover y garantizar el ejercicio de los derechos humanos, así como de abstenerse de vulnerarlos.

Dicho término suele utilizarse para referirse a los agentes estatales, aunque los actores no estatales también pueden considerarse garantes de derechos. Dependiendo del contexto, también pueden actuar como tales las personas, las organizaciones locales, las empresas privadas, los donantes de ayuda y las instituciones internacionales.

Garantizar el es fundamental para la consecución de los ODS. Es clave para promover y proteger los derechos humanos. Capacita a los ciudadanos para elegir con conocimiento de causa y controlar y exigir responsabilidades a los titulares de obligaciones.

Dentro de las Naciones Unidas, la UNESCO es el organismo custodio de la información sobre el progreso global mediante el Indicador 16.10.2 de los ODS relativo al «Número de países que adoptan y aplican garantías constitucionales, estatutarias y/o políticas para el acceso público a la información» En virtud de este mandato, la UNESCO, a través del PIDC, ha desarrollado una metodología para medir e informar sobre la adopción y aplicación de garantías de acceso a la información.

Para ello, se utilizó una encuesta elaborada con el Instituto de Estadística de la UNESCO (IEU) y expertos, que aportó datos valiosos a través de, La encuesta, formada por un cuestionario nacional (dirigido a los organismos de supervisión del acceso a la información) y un cuestionario institucional (dirigido a las autoridades públicas), se perfeccionó para su presentación a todos los Estados miembros en y en,

El Informe global sobre la aplicación de las leyes de acceso a la información se presenta al Consejo del PIDC.Además, los datos también se incluyen en otros informes importantes a escala internacional, como el sobre el progreso general de los ODS.Los gobiernos también pueden hacer un buen uso de los datos recopilados a nivel nacional para realizar un seguimiento de los avances de su país hacia el ODS 16, así como elaborar su y,

: Refuerzo de las capacidades de los garantes de derechos

¿Qué es garantizar el ejercicio de los derechos?

Derechos Humanos: Son condiciones inherentes a todas las personas, sin distinción de género, procedencia, discapacidad, etnia, cultura, edad o cualquier otra diferencia, por tanto, son universales, indivisibles e irrenunciables. Libertades Fundamentales : Concepto interrelacionado con los Derechos Humanos, que garantiza a una persona decidir y obrar de acuerdo a su voluntad; respetando la Ley y los derechos de los demás. Diversidad Social : Se entenderá como las características relacionadas a diversos factores como: procedencia geográfica; edad, género, rol y participación social; situación económica; condiciones; capacidades o discapacidades; hábitos y modos de vida; estilos y ritmos de aprendizaje; interacciones sociales; sistemas de valores; creencias; modelos culturales, rasgos espirituales, intelectuales, afectivos, costumbres, tradiciones, entre otras. Inclusión : Acciones tendientes para el reconocimiento de todas las personas con igual valor, respetando y aceptando las diversidades sociales e individuales; con el fin de lograr su participación plena y efectiva en la sociedad. Es un proceso que asegura que todas las personas tengan las mismas oportunidades y la posibilidad real y efectiva de acceder, participar, relacionarse y disfrutar de un bien, servicio o ambiente, junto con los demás ciudadanos, sin ninguna limitación o restricción por motivo de discapacidad, mediante acciones concretas que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas. Discriminación : Se entenderá como discriminación a cualquier exclusión o restricción por motivo de discapacidad que obstaculice el goce y ejercicio de los derechos humanos y las libertades fundamentales. La denegación de «ajustes razonables» a una persona con discapacidad, también se considerará una forma de discriminación.

Para asegurar la plena vigencia y el ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad, según la norma Constitucional y legal en el Ecuador, el Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades – CONADIS ejerce atribuciones en la formulación, transversalización, observancia, seguimiento y evaluación de las políticas públicas del ámbito de la discapacidad, fomentando una cultura de paz que desarrolle capacidades humanas orientadas hacia la garantía del derecho de igualdad y no discriminación; medidas de acción afirmativa que favorezcan la igualdad entre las personas; y, la erradicación de actos, usos, prácticas, costumbres y estereotipos considerados discriminatorios.

See also:  Cual Es El Objetivo De Las Normas?

Igualmente, el Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades –CONADIS promueve, impulsa y protege el respeto al derecho a la igualdad y no discriminación las personas con discapacidad, a fin de fortalecer la unidad nacional en la diversidad y la construcción del Estado plurinacional e intercultural.

  • Debido a estas atribuciones, el Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades es una institución con facultades de planificación, gestión, seguimiento y evaluación de las políticas públicas del ámbito de la discapacidad.
  • No es un órgano rector y ejecutor de programas, proyectos o servicios; tampoco es un órgano de investigación, control y sanción por incumplimientos de la normativa vigente.

Brinda información, apoyo y asesoría jurídica a personas naturales y jurídicas del ámbito de la discapacidad, canalizando y remitiendo a las instituciones competentes casos de amenaza o violación de derechos; sin embargo, las acciones jurisdiccionales, de defensa, protección y tutela de derechos; así como, de administración de justicia, son competencia de otros órganos del Estado.

¿Por qué es importante el respeto a los derechos humanos?

Preguntas y respuestas sobre derechos humanos – Manual de Educación en los Derechos Humanos con jóvenes Pregunta: ¿Qué son los derechos humanos? Son derechos morales que cada persona en el mundo posee sencillamente en virtud del hecho de ser un ser humano.

  • Al reclamar nuestro derechos humanos, estamos haciendo un reclamo moral, por lo general ante nuestro propio gobierno, tú no puedes hacer eso, porque sería una violación de nuestra esfera moral y nuestra dignidad personal.
  • Nadie, ninguna persona, ningún gobierno, puede quitarnos nuestros derechos humanos.

Pregunta: ¿De dónde vienen? Vienen del hecho de que no sólo somos seres físicos, sino también seres humanos morales y espirituales. Los derechos humanos son necesarios para proteger y preservar la humanidad de cada uno, a fin de garantizar que todas las personas puedan vivir una vida digna y una vida digna de un ser humano.

  • Pregunta: ¿Por qué los «deben» respetar todas las personas? Fundamentalmente, porque cada persona es un ser humano y, por tanto, un ser moral.
  • La mayoría de los individuos, si se demuestra que están violando la dignidad de la persona, se de abstenerse.
  • En general, la gente no quiere herir a otras personas.

Sin embargo, además de las sanciones morales de la propia conciencia y la de los demás, ahora existe legislación en la mayoría de los países del mundo que obliga a los gobiernos a respetar los derechos humanos fundamentales de los ciudadanos, incluso cuando pueden no estar dispuestos a hacerlo.

Pregunta: ¿Quien tiene derechos humanos? Absolutamente todas las personas. Los delincuentes, los jefes de estado, los niños, los hombres, las mujeres, los africanos, los americanos, los europeos, los refugiados, los apátridas, los desempleados, los empleados, los banqueros, los acusados de llevar a cabo actos de terrorismo, los dedicados a obras de caridad, los maestros, los bailarines, los astronautas Pregunta: ¿Incluso los delincuentes y los jefes de Estado?

Absolutamente todos. Los delincuentes y los jefes de Estado también son humanos. El poder de los derechos humanos reside en el hecho de que trata a todos como iguales en términos de posesión de la dignidad humana. Algunas personas pueden haber violado los derechos de los demás o pueden plantear una amenaza para la sociedad y por eso sus derechos se han limitado de alguna manera con el objeto de proteger a los demás, pero sólo dentro de ciertos límites.

Estos límites vienen definidos por el mínimo necesario para una vida humana digna. Pregunta: ¿Por qué algunos grupos requieren una especial defensa de sus derechos humanos? ¿No significa esto que tienen más derechos que otros? No, algunos grupos, como los gitanos en Europa o Dalits y las castas en la India, han sufrido discriminación desde hace mucho tiempo en el seno de nuestras sociedades y es por ello que necesitan medidas especiales que les permitan acceder a las normas generales en materia de derechos humanos en igualdad de condiciones con los demás.

Años de discriminación institucional y de estereotipos, y de odio y de obstáculos, significan que sería una farsa limitarse a anunciar en general derechos aplicables a ellos esperando que esto sea suficiente para garantizar la igualdad. Pregunta: ¿Por qué hablar de derechos humanos y no de responsabilidades humanas? A pesar de que algunos pensadores y ONGs han presentado argumentos sólidos ante la necesidad de formalizar responsabilidades humanas y hasta códigos o declaraciones para articular estos, la comunidad de los derechos humanos en general ha sido reticente a este debate.

  1. La razón es que muchos gobiernos hacen una «concesión» de los Derechos humanos según ciertas «obligaciones» impuestas por el Estado o gobernante, dejando de esta manera sin ningún sentido la idea de los derechos humanos como innatos.
  2. Sin embargo, por supuesto, debemos actuar de manera responsable como individuos y como grupos respetando los derechos de los demás, sin abusar de los derechos humanos y promoviendo los derechos de los demás y los nuestros mismos.

De hecho, el artículo 29 de la Declaración Universal reconoce que, «1. Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad puesto que sólo ahí es posible el libre y pleno desarrollo de su personalidad.2. En el ejercicio de sus derechos y libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, el orden público y del bienestar general en una sociedad democrática».

Pregunta: ¿Quién se ocupa de los derechos humanos? Todos necesitamos hacerlo. Existe una legislación tanto a nivel nacional como internacional que impone restricciones sobre lo que los gobiernos pueden hacer con sus ciudadanos, pero si no se les recuerda que sus acciones están violando las normas internacionales, los gobiernos pueden seguir con esta práctica.

Como individuos, debemos no solo respetar los derechos de los demás en nuestra vida cotidiana, sino también vigilar a nuestros gobiernos y a los demás. Los sistemas de protección están allí para que todos nosotros podamos utilizarlos. Pregunta: ¿Cómo puedo defender mis derechos? Intenta recordar que han sido violados, haz valer tus derechos.

Haz que la otra persona sepa que sabes que no tiene derecho a tratarte de esa manera. Identifica los artículos pertinentes de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y otros documentos internacionales. Si existe una legislación en su propio país, apunta también a ella. Dáselo a conocer a los demás: a la prensa, escribe a tu representante parlamentario y jefe de Estado, informa a las organizaciones no gubernamentales que se dedican al activismo en favor de los derechos humanos.

Pídeles su opinión. Habla con un abogado, si tienes la oportunidad. Asegúrate de que el Gobierno sepa que estas actuando. Que se den cuenta que no vas a renunciar. Muéstrales el apoyo que puedes tener. En el análisis final, y si todo lo demás ha fallado, es posible que desees recurrir a los tribunales.

  • Pregunta: ¿Cómo puedo ir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos? La Convención Europea para la Protección de los derechos humanos y las Libertades Fundamentales contiene un procedimiento para las denuncias de particulares.
  • Sin embargo, hay fuertes requisitos de admisibilidad antes de que un caso pueda ser considerado.

Por ejemplo, tienes que asegurarte de que tu queja ha sido ya planteada ante los tribunales nacionales de tu país (hasta el más alto tribunal) antes de que puedas llevar el caso ante el Tribunal Europeo. Si deseas volver a intentarlo, y si consideras que cumple los requisitos de admisibilidad, puedes presentar tu caso.

Sin embargo, se recomienda encarecidamente solicitar asesoramiento jurídico o el de las organizaciones no gubernamentales que trabajan en ese campo, con el fin de confirmar que tu reclamación tiene posibilidades reales de éxito. Se consciente de que puede ser un proceso largo y complicado hasta tener una sentencia definitiva.

Pregunta: ¿A quién puedo reclamar mis derechos? Casi todos los derechos humanos básicos que se enumeran en los documentos internacionales son reclamaciones contra el Gobierno, o contra funcionarios del estado. Los derechos humanos protegen tus intereses contra el Estado, por lo que necesitas reclamar a este o a sus representantes.

Si sientes que tus derechos están siendo violados, por ejemplo, por tu jefe o vecino, no puedes recurrir directamente a la legislación internacional de derechos humanos a menos de que también haya algo que el gobierno del país pudiera haber hecho para evitar que los jefes o los vecinos se comportasen de esta manera.

Pregunta: ¿Alguien tiene el deber de proteger mis derechos? Sí. Un derecho no tiene sentido sin la correspondiente responsabilidad o deber por parte de alguien. Cada individuo tiene un deber moral de no violar su dignidad personal y su gobierno, con la firma de acuerdos internacionales, tiene no solo el deber moral sino también una obligación jurídica.

Pregunta: ¿Son los derechos humanos un problema solo en países no democráticos? No hay ningún país en el mundo que tenga un historial limpio en derechos humanos, incluso en la actualidad. Las violaciones de los derechos humanos pueden ser más frecuentes en unos países que en otros o pueden afectar a una proporción mayor de la población, pero cada violación es un problema que no debería haber sucedido, y que debe ser tenida en cuenta.

Una persona cuyos derechos son violados en una de las democracias establecidas es muy poco probable que se consuele con el hecho de que, en general, su país tiene una «mejor» situación de derechos humanos que otros países del mundo. Pregunta: ¿Se han realizado algunos progresos para reducir las violaciones de los derechos humanos? Un gran avance, aunque a veces parezca una simple gota en el océano.

Considera la abolición de la esclavitud, el voto de la mujer, los países que han abolido la pena de muerte, la liberación de los presos de conciencia como resultado de la presión internacional, la caída del régimen del apartheid en Sudáfrica, los casos que han sido juzgados ante el Tribunal Europeo y las leyes que se han tenido que cambiar como consecuencia de ello.

Considera el hecho de que el cambio gradual en la cultura internacional significa que incluso los regímenes más autoritarios tienen ahora que tomar en consideración los derechos humanos con el fin de ser aceptados en el escenario internacional. Ha habido muchos resultados positivos, sobre todo en los últimos 50 años, pero aún queda mucho por hacer.

¿Dónde se garantizan los derechos?

Los derechos humanos son los derechos que tenemos básicamente por existir como seres humanos; no están garantizados por ningún estado. Estos derechos universales son inherentes a todos nosotros, con independencia de la nacionalidad, género, origen étnico o nacional, color, religión, idioma o cualquier otra condición.

Varían desde los más fundamentales —el derecho a la vida— hasta los que dan valor a nuestra vida, como los derechos a la alimentación, a la educación, al trabajo, a la salud y a la libertad. La Declaración Universal de Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948, fue el primer documento legal en establecer la protección universal de los derechos humanos fundamentales.

cumplió 70 años en 2018, sigue siendo la base de toda ley internacional de derechos humanos. Sus 30 artículos ofrecen los principios y los bloques de las convenciones de derechos humanos, tratados y otros instrumentos jurídicos actuales y futuros. La Declaración Universal de Derechos Humanos, junto con los dos pactos —el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales—, componen la Carta Internacional de Derechos Humanos *.

¿Dónde se garantizan los derechos de los ciudadanos?

Todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en la Constitución, en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, y en las leyes que de ellos deriven. Todas las personas son iguales ante la ley.

¿Qué es la protección jurídica?

La protección jurídica es una garantía por la cual se cubren los gastos de un asegurado como consecuencia de su intervención en un procedimiento administrativo, arbitral o judicial, en el ámbito de la vida particular.

¿Qué es y para qué sirve el derecho?

El Derecho es un sistema u orden normativo e institucional que regula la conducta externa de las personas, inspirado en los postulados de justicia y certeza jurídica, que regula la convivencia social y permite resolver los conflictos de relevancia jurídica, pudiendo imponerse coactivamente.

¿Qué hace la ONU para proteger los derechos humanos?

Sistema Universal de protección de Derechos Humanos El Sistema Universal de Protección de Derechos Humanos surge de la Declaración Universal de Derechos Humanos, adoptada en 1948. Desde entonces ha sido desarrollado un cuerpo normativo sólido con diferentes órganos encargados de promover los derechos humanos y con facultades para vigilar y exigir el cumplimiento de estos derechos por parte de los Estados.

A los órganos que vigilan el cumplimiento de los tratados internacionales se les denomina órganos de tratados y están conformados por personas expertas en el tema, quienes se encargan de verificar que los Estados parte cumplan con lo estipulado en cada convención o pacto. Adicionalmente, los órganos tienen facultades de carácter vinculante.

El Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), es el principal órgano del Sistema y tiene el mandato de formular recomendaciones con el fin de desarrollar el derecho internacional en la esfera de los derechos humanos.

  1. El Consejo también auspicia el mecanismo de, que es una revisión que se lleva a cabo entre los Estados parte y en el que se emiten recomendaciones sobre temas diversos en aquello que a cada país revisado tenga que consolidar, cambiar, reforzar, etc.
  2. El Consejo está integrado por 47 Estados, elegidos por la Asamblea General por un período de tres años con la posibilidad de reelegirse una vez.

Así mismo, dentro del Sistema Universal, también existen los procedimientos especiales: Relatorías especiales, Grupos de trabajo y expertos independientes. Aunque son estos expertos son designados por el Consejo de Derechos Humanos, se trata de personas independientes, expertas en su área, que no forman parte del personal de la ONU ni reciben remuneración por el desempeño de sus mandatos.

Como parte de las atribuciones de los mandatos especiales, se encuentra el analizar la situación de derechos humanos, asesorar a los Estados sobre las medidas que pueden tomar para garantizar la efectiva protección de los derechos humanos, alertar a la comunidad internacional sobre situaciones que pudiesen constituir violaciones a derechos humanos, así como abogar por los derechos de las víctimas de violaciones a derechos humanos.

Tanto los procedimientos especiales como los órganos de tratados son mecanismos que buscan proteger ampliamente los derechos humanos y pueden actuar cuando los Estados incumplen con sus obligaciones internacionales en la materia. Si bien estos órganos de protección de derechos humanos comparten objetivos, sus procedimientos y mandatos de actuación son diferentes.

  1. Otra instancia del Sistema es la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH).
  2. Creada en 1993 como la entidad internacional encargada de promover y proteger los derechos fundamentales, la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ONU-DH) dirige los esfuerzos de Naciones Unidas en esta materia y actúa ante los casos de violaciones de derechos humanos en el mundo, configurándose como el principal centro de coordinación para la investigación, la educación, la información pública y las actividades de promoción de los derechos humanos en el Sistema de Naciones Unidas, con miras a identificar, resaltar y elaborar respuestas a los problemas actuales de derechos humanos.

La ONU-DH presta asistencia a los Gobiernos, responsables primordiales de proteger, garantizar y promover los derechos humanos, a través del aporte de conocimientos especializados y capacitación técnica en esferas tales como la administración de justicia, la reforma legislativa, el proceso electoral y las políticas públicas, para facilitar la aplicación de las normas internacionales de derechos humanos a nivel local.

Asimismo, la ONU-DH apoya a otras entidades encargadas de proteger los derechos humanos para que puedan cumplir con sus obligaciones, y a particulares para que puedan ejercer sus derechos. Desde el 1 de julio de 2002, el Estado mexicano y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos suscribieron un Acuerdo para el establecimiento de una Oficina en México.

Asimismo, se acordó un marco de cooperación mediante la implementación de programas a largo plazo para incidir en la protección de los derechos humanos. El actual programa de trabajo de la Oficina se enmarca en el Convenio firmado el 6 de febrero de 2008, y ratifica el enfoque de contribuir con los esfuerzos nacionales dirigidos a velar por el respeto y la observancia de las normas y principios del Derecho Internacional de los Derechos Humanos en México.

¿Qué dice la ONU sobre los derechos humanos?

Universales e inalienables – El principio de la universalidad de los derechos humanos es la piedra angular del derecho internacional de los derechos humanos. Este principio, tal como se destacara inicialmente en la Declaración Universal de Derechos Humanos, se ha reiterado en numerosos convenios, declaraciones y resoluciones internacionales de derechos humanos.

  1. En la Conferencia Mundial de Derechos Humanos celebrada en Viena en 1993, por ejemplo, se dispuso que todos los Estados tenían el deber, independientemente de sus sistemas políticos, económicos y culturales, de promover y proteger todos los derechos humanos y las libertades fundamentales.
  2. Todos los Estados han ratificado al menos uno, y el 80 por ciento de ellos cuatro o más, de los principales tratados de derechos humanos, reflejando así el consentimiento de los Estados para establecer obligaciones jurídicas que se comprometen a cumplir, y confiriéndole al concepto de la universalidad una expresión concreta.

Algunas normas fundamentales de derechos humanos gozan de protección universal en virtud del derecho internacional consuetudinario a través de todas las fronteras y civilizaciones. Los derechos humanos son inalienables. No deben suprimirse, salvo en determinadas situaciones y según las debidas garantías procesales.