Es El Conjunto De Normas Que Regulan La Escritura?

Es El Conjunto De Normas Que Regulan La Escritura
Este conjunto de normas que regulan la escritura de una lengua se conoce como ortografía. La Ortografía, la Gramática y el Diccionario constituyen los tres pilares fundamentales de la lengua (1).

¿Cuáles son las normas que regulan la escritura?

La ortografía es el conjunto de normas que regulan la escritura de una lengua. Esta se divide en tres partes, la ortografía acentual, la puntual y la literal.

¿Que se entiende por ortografía?

¿Qué es la ortografía? – Escritores.org ¿Qué es la ortografía? El nombre procede del latín orthographia, y se refiere al conjunto de normas que regulan la escritura. Forma parte de la gramática normativa ya que establece las reglas para el uso correcto de las letras y los signos de puntuación.

  • La ortografía nace a partir de una convención aceptada por una comunidad lingüística para conservar la unidad de la lengua escrita.
  • La institución encargada de regular estas normas suele conocerse como Academia de la Lengua.
  • Las reglas ortográficas no tienen una relación directa con la comprensión del texto en cuestión, un texto lleno de faltas puede ser perfectamente comprensible para el hablante de una lengua, pero la corrección ortográfica aporta unidad, ayuda a la estandarización de una lengua.

En algunas lenguas, la ortografía basa sus normas en los fonemas (abstracciones mentales de los sonidos del habla), tal y como ocurre con el castellano, pero en otras se opta por criterios etimológicos (el origen de las palabras), como en el inglés. Algunos escritores se han decantado por la abolición o, al menos, la simplificación de las reglas de la ortografía.

  1. Juan Ramón Jiménez escribió un texto publicado en la revista «Universidad», en Puerto Rico, titulado Mis ideas ortográficas, en el que se reflejan su particular visión de las reglas ortográficas.
  2. El poeta abogaba por la simplificación de la ortografía.
  3. En este da respuesta a su decisión, por ejemplo, de escribir su apellido con j, por qué suprimía las «b», las «p», etc., en palabras como «oscuro», «setiembre», etc., por qué usaba «s» en vez de «x» en palabras como «excelentísimo», etc.Juan Ramón declaró que lo hacía primero por amor a la sencillez, por odio a lo inútil, pero también porque creía que se debía escribir como se habla, y no hablar, como se escribe.

Lo mismo opinaba de la h: «¿Ya para qué necesita «hombre» la «h»; ni otra, «hembra»? ¿Le añade algo esa «h» a la mujer o al hombre? Además, en Andalucía la jota se refuerza mucho y yo soy andaluz,». El amor por la ortografía natural le venía del Diccionario de Autoridades de la Academia Española, y los escritos de Larra en que se usaba la misma ortografía que en el diccionario.

Decía: «Mi jota es más higiénica que a blanducha «G», y yo me llano Juan Ramón Jiménez, y Jiménez viene de «Eximenes», en donde la «x» se ha transformado en jota para mayor abundamiento. En fin, escribo así porque yo soy muy testarudo, porque me divierte ir contra la Academia y para que los críticos se molesten conmigo.

Espero, pues, que mis inquisidores habrán quedado convencidos, después de leerme, con mi explicación y, además, de que para mí el capricho es lo más importante de nuestra vida». Gabriel García Márquez recogió el testigo del poeta andaluz en el Congreso de la Lengua Española, en 1997, en México. En su discurso arremetió contra la «h rupestre», las tildes y esa difícil frontera entre «j» y «g» o «b» y «v». Escribió el escritor Nobel en su discurso titulado Botella al mar para el dios de las palabras: «En ese sentido, me atrevería a sugerir ante esta sabia audiencia que simplifiquemos la gramática antes de que la gramática termine por simplificarnos a nosotros.

Humanicemos sus leyes, aprendamos de las lenguas indígenas a las que tanto debemos lo mucho que tienen todavía para enseñarnos y enriquecernos, asimilemos pronto y bien los neologismos técnicos y científicos antes de que se nos infiltren sin digerir, negociemos de buen corazón con los gerundios bárbaros, los ques endémicos, el dequeísmo parasitario, y devolvamos al subjuntivo presente el esplendor de sus esdrújulas: váyamos en vez de vayamos, cántemos en vez de cantemos, o el armonioso muéramos en vez del siniestro muramos.

Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna: enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y jota, y pongamos más uso de razón en los acentos escritos, que al fin y al cabo nadie ha de leer lagrima donde diga lágrima ni confundirá revolver con revólver.

Y que de nuestra be de burro y nuestra ve de vaca, que los abuelos españoles nos trajeron como si fueran dos y siempre sobra una.» Como en todo, las posibles ventajas o inconvenientes de ambas propuestas han sido claramente definidas. Por ejemplo, las letras s y z; en algunas regiones, su pronunciación es diferente, «casa» y «caza», sin embargo, es mucho mayor el porcentaje de poblaciones que no las distinguen fonéticamente, o la c, que puede leerse como una k o como una z, en las combinaciones ca, co y cu o ce y ci, respectivamente.

Curiosamente, en la era de los avances tecnológicos y de los correctores de texto el uso ortográfico correcto en lugar de mejorar ha ido empeorando a pasos agigantados. Un tema para la reflexión, cada cual llegará a sus propias conclusiones. : ¿Qué es la ortografía? – Escritores.org

¿Qué es la ortografía y cómo se clasifica?

La ortografía es un conjunto de reglas que establecen cuál es la forma correcta de representar los sonidos o fonemas de una lengua por medio de letras. La relación entre un fonema y una letra es, en principio, arbitraria, puesto que no hay ninguna razón lingüística que la determine.

See also:  Que Son Las Normas Internacionales De Calidad?

Esto se puede comprobar si, por ejemplo, se comparan las varias representaciones del fonema / x / del español, que se escribe con x en el nombre de México, con j en jícama y con g en gente, Cada fonema se podría representar de manera muy variada, como lo nota uno también cuando compara las ortografías de lenguas diferentes.

La ortografía del español tuvo su origen en la escritura romana de la lengua latina, del mismo modo en que la propia lengua española fue resultado de una evolución del latín hace más de mil años. Seguramente que los primeros hispanohablantes que se interesaron por escribir su lengua no habrían de inventar un sistema ortográfico completamente nuevo, si su propia lengua no era una creación espontánea, sino una modificación gradual, y muchas veces difícil de notar, del latín.

La ortografía es producto del interés por fijar las relaciones entre fonemas y letras de una manera uniforme, para hacer más sencilla y eficaz la comunicación escrita entre todos los miembros de la comunidad lingüística y precisamente porque, dada su arbitrariedad, podrían inventarse casi tantos sistemas de escritura como hablantes o como gustos de los hablantes hubiera.

La ortografía del español se fijó principalmente en el siglo XVIII y desde entonces se han venido haciendo algunos cambios y ajustes. El criterio principal de los autores de esta ortografía debe haber sido, además del de uniformar la escritura, el de que a cada fonema debía corresponderle una sola letra.

Pero, junto a ese criterio, se tuvieron presentes el respeto y la conservación de la ortografía etimológica latina y algunos usos ortográficos que se habían generalizado en España en esa época. Esta mezcla de criterios es la razón por la cual la ortografía del español no siempre se corresponde con su fonología, lo que hace necesario establecer un conjunto de reglas que indiquen la forma correcta de representarla.

La lengua española tiene una de las ortografías más sencillas y regulares que se conocen, sobre todo si se la compara con la del inglés o la del francés; sin embargo, por las causas señaladas, no deja de plantear problemas en casos como el de la v, que históricamente nunca ha tenido una pronunciación labiodental (a pesar de que algunas personas cultas la empleen) sino bilabial, que solamente duplica la representación del fonema /b/, o como el de las letras s, c y z que, para los mexicanos y los hispanoamericanos en general, representan el fonema /s/.

(Para los hispanohablantes de la península ibérica el problema es menor, pues la s siempre corresponde a /s/, mientras la c y la z representan, salvo en Andalucía y algunas otras regiones, su fonema interdental /θ/.) Son estas dificultades las que han hecho que parezca conveniente incluir una serie de reglas de ortografía y de puntuación.

El caso de la puntuación es relativamente distinto al de la ortografía, por ser sus «reglas» hasta cierto punto más flexibles y dar lugar en algunos casos a estilos particulares. La puntuación correcta es, sin embargo, una garantía para la comprensión de lo que se escribe y por ello se le debe poner una gran atención.

¿Cuáles son las 3 reglas esenciales para escribir?

Las tres reglas de oro para escribir – » ¿Cuántas horas puedes pasar cada día en tu trabajo escribiendo? Tendrás reuniones, llamadas de teléfonos y otras cosas, pero antes de una reunión prepararás lo que vas a decir o presentar, durante la misma, tomarás notas, y al finalizar es probable que tú o alguien más envíe un informe de lo hablado o tengas que preparar algún documento acordado durante la reunión.

Y después de hablar por teléfono, puede que tengas que redactar un email para hacer un pedido o comunicar a alguien de tu equipo lo que has negociado. Al final, son horas y horas escribiendo textos de diversa índole. Formales, informales, para ti mismo, para tu jefa o tu equipo, para vender, para convencer, para disculparte, para solicitar algo y así un largo etcétera.

Cada texto es distinto, pero para que sean eficaces deben cumplir tres reglas básicas: deben ser breves, claros y estar escritos correctamente. A menudo creemos que al explicar más las cosas y con más detalle se entienden mejor, y lo cierto es que cuanto más largo sea lo que la otra persona tiene que leer, más fácil es que no entienda correctamente lo que queremos transmitir.

También es más probable que retenga detalles poco importantes y que pueda olvidar lo que queríamos transmitir realmente e incluso que no lea por completo el texto, sino que lo vea por encima. Por supuesto, lo que entendemos por breve es distinto si se trata de una carta comercial o si se trata de un memorándum, pero, en ambos casos hay partes superfluas de las que podremos prescindir.

La claridad, por su parte, es lo que hace que lo que escribimos se entienda con facilidad sin suponerle al lector un esfuerzo continuo para comprenderlo. Por último, el texto debe estar escrito correctamente. De lo contrario, produciremos dos efectos negativos con nuestro texto incorrecto.

El primero, es que la otra persona se llevará una mala impresión de ti y de tu empresa. ¿Qué pensarías si recibes un e-mail del director comercial de una empresa con faltas de ortografía, con los puntos y las comas mal colocados en las frases o que emplea palabras inadecuadas? Transmite una imagen poco profesional, sin duda.

See also:  Normas Que Rigen A La Cultura?

Y la segunda consecuencia es que no se entenderá bien. Sobre todo si se usan mal las palabras o las frases no tienen el orden adecuado. De nuevo, debido a esto, el texto difícilmente cumplirá su objetivo. Más adelante entraré en profundidad en lo que implica cada una de estas características, pero de momento, recuerda siempre al escribir, breve, claro y correcto.

¿Qué incluye la gramática?

La gramática comprende dos áreas de estudio: por un lado, la estructura y las variaciones internas de las palabras –la morfología–; por otra parte, la combinación de estas unidades complejas, su disposición lineal y los significados que ellas per- miten –la sintaxis–.

¿Qué es la semántica y la gramática?

La semántica1 es la ciencia del hombre que estudia el significado que expresamos mediante el lenguaje natural.2 Es una parte de la gramática que investiga el modo como se proyectan los objetos y situaciones del mundo en el código de la lengua.

¿Cuáles son los elementos ortográfico?

Por ‘elemento ortográfico’ entendemos, en una definición amplia y negativa, todo aquel elemento gráfico de un texto cuya escritura no está regulada por el principio alfabético, tornado en sentido estricto.

¿Dónde se aplican las reglas de ortografía y su importancia?

¿Para qué sirven las reglas ortográficas? – Las reglas ortográficas sirven para que la escritura sea clara y los mensajes sean entendibles. Por consiguiente, al aprender y dominar dichas reglas podemos escribir adecuadamente cualquier tipo de texto. Y en contraste, la falta de estas normas puede ocasionar toda clase de confusiones.

¿Cuál es la importancia de la ortografía en la escritura?

Es El Conjunto De Normas Que Regulan La Escritura Los estudiantes de cualquier nivel educativo, pero sobre todo de preparatoria, deben considerar que la buena ortografía es una de las bases para garantizar el éxito de su vida profesional. El dominio de la ortografía permite organizar y expresar las ideas de manera clara y precisa, evitando malos entendidos y confusiones en la comunicación.

¿Qué es un conjunto de normas?

‘El Derecho es el conjunto de normas que imponen deberes y normas que confieren facultades, que establecen las bases de convivencia social y cuyo fin es dotar a todos los miembros de la sociedad de los mínimos de seguridad, certeza, igualdad, libertad y justicia’2.1.1.

¿Qué son las normas escritas ejemplos?

Se trata de normas que se encuentran escritas y aprobadas legalmente, por tanto, su incumplimiento puede conllevar a diversas sanciones o multas, incluso, penas de cárcel. Por ejemplo, la evasión de impuestos es penado por la ley, y depende de la gravedad del asunto, la persona puede pagar una multa o ser encarcelado.

¿Qué tipos de normas existen para la escritura de documentos?

¿Cuáles son las normas de redacción? – Dentro de las normas de redacción podemos diferenciar entre 4 tipos: la ortografía, la semántica, el léxico y la gramática. Para conseguir un buen estilo narrativo debemos profundizar y aprender más sobre cada uno de ellos. A continuación, te los explicamos.

¿Cuáles son los aspectos formales de la escritura?

¿Qué son los aspectos formales de la escritura? – Se conoce como aspectos formales de la escritura al conjunto de consideraciones de presentación, organización y apariencia que acompañan al texto y que no tienen que ver con su contenido. Sin embargo, estos aspectos formales inciden de manera importante en el lector y pueden resultar fundamentales para captar (o rechazar) su atención, ya que tienen que ver con la manera —la forma— en que se le presenta el contenido del texto.

  • Los aspectos formales de la escritura son muy diversos y tienen que ver, fundamentalmente, con la presentación del texto, la ortografía y la redacción, y el correcto uso de los signos de puntuación,
  • El total de estos elementos garantizan, independientemente de lo que diga el texto, que el lector podrá ubicarse rápida y fácilmente en su lectura,

Puede servirte: Estructura de un texto

¿Cuáles son las normas de la escritura Wikipedia?

Papiro Ebers en escritura hierática La escritura es un sistema de representación gráfica de un idioma, por medio de signos trazados o grabados sobre un soporte. En tal sentido, la escritura es un modo gráfico específicamente humano de conservar y transmitir información,

Como medio de representación, la escritura es una codificación sistemática mediante signos gráficos que permite registrar con gran precisión el lenguaje hablado por medio de signos visuales regularmente dispuestos; obvia excepción a esta regla es la bastante moderna escritura Braille cuyos signos son táctiles,

La escritura se diferencia de los pictogramas en que estos no suelen tener una estructura secuencial lineal evidente. Existen dos principios generales en la escritura, por un lado la representación mediante logogramas que pueden representar conceptos o campos semánticos, y por otro lado la codificación mediante grafemas que representan sonidos o grupos de sonidos (pudiéndose distinguir entre sistemas puramente alfabéticos, abugidas, silábicos, o mixtos).

Las escrituras egipcia y china combinan ambos tipos de principios (logogramas y grafemas), mientras que las escrituras en alfabeto latino son puramente grafémicas. Las escrituras jeroglíficas son las más antiguas de las escrituras propiamente dichas (por ejemplo; la escritura cuneiforme fue primeramente jeroglífica hasta que a ciertos jeroglifos se les atribuyó un valor fonético) y se observan como una transición entre los pictogramas y los ideogramas,

See also:  Quien Elabora Las Normas De Referencia?

La escritura jeroglífica fue abandonada en el período helenizante de Egipto. En la actualidad la escritura china y japonesa conservan algunos logogramas combinados con signos cuya interpretación es puramente fonética. La mayor parte de las escrituras del mundo son puramente grafémicas, así las escrituras románicas (basadas en el alfabeto latino ), arábigas (basadas en el alfabeto arábigo ), cirílicas (basadas en el alfabeto griego ), hebraicas (basadas en el alfabeto hebreo ), helénicas (basadas en el alfabeto griego ), indias (generalmente basadas en el devanāgarī ), y en mucha menor medida las escrituras alfabéticas arameas, siríacas, armenias, etiópicas ( abugidas basadas en el ghez o ge’ez ), coreanas, georgianas, birmanas, coptas, tibetanas, etc.

Los alfabetos glagolíticas y el alfabeto rúnico que precedió a la escritura gótica, así como la pahlavi y zend usadas en lenguas hoy desaparecidas. Aunque de las escrituras alfabéticas quizás la primera haya sido la escritura protosinaítica, documentada entre los siglos XVIII y XVI a.C., la primera escritura alfabética stricto sensu parece haber sido la escritura fenicia,

Esta —al igual que sus inmediatas derivadas— es del tipo abyad, es decir solo constaba de consonantes, el método de escritura abyad también se encuentra en otros casos, como en la escritura aramea, la escritura hebrea basada en el alefbet o álef-bet, y la escritura arábiga; si bien la escritura hebrea precisó el valor de los fonemas utilizando el sistema de puntos diacríticos llamado masorético, a través del cual diversos puntos en relación con cada grafema tienen la función de vocales, también algo semejante ocurre con el alifato o alfabeto árabe.

  • La escritura fenicia fue modificada y adaptada por los griegos; a los griegos se les atribuye la notación explícita de las vocales (concretamente usaron algunos signos consonánticos del fenicio sin equivalente en griego, como signos para notar las vocales).
  • No obstante, conviene notar que antes del sistema clásico de alfabeto griego, en el espacio geográfico que luego sería helénico existieron las escrituras minoicas (tipo lineal A y lineal B ), así como el uso de la escritura en bustrofedon (‘arado de buey’), pues se considera que la escritura etrusca e indudablemente la escritura latina (de la cual proviene el alfabeto más usado actualmente), son modificaciones de la escritura alfabética griega (lo mismo que ocurre con el cirílico y el glagolítico).

En cuanto a las escrituras ibéricas antiguas, estas parecen haber recibido un fuerte influjo fenicio, hasta el momento de ser suplantadas por las letras latinas. En los territorios controlados por los celtas, en la antigüedad existió un sistema de escritura muy singular llamado ogam, usado principalmente por los druidas,

Por su parte y en lo atinente a las runas de los antiguos germanos, en ellas se nota una copia modificada de las letras latinas a las cuales sin embargo se les asignaron diversos valores fonéticos e inclusos «valores mágicos». ​ Algo similar ocurrió a fines del siglo XVIII entre los cheroquis de Norteamérica, entre ellos, el jefe Sequoyah promovió el uso de un «alfabeto» (en realidad un silabario ) inspirado por sus formas en el alfabeto latino usado por los colonos anglosajones, aunque con diferentes valores fonéticos.

En cuanto a las escrituras con un componente ideográfico, prácticamente se restringen en la actualidad a la escritura china basada en sinogramas ; estos mismos signos, llamados hànzì (en chino simplificado, 汉字; en chino tradicional, 漢字; literalmente «carácter han » o «carácter chino »), también se usan en la escritura japonesa junto a dos silabarios, el hiragana y el katakana ; los sinogramas también forman parte tradicionalmente de la escritura del coreano con el nombre de hanja (china escritura), aunque actualmente apenas se usan ya estando suplantados en Corea por el alfabeto hangul,

  • Como bien ha señalado Roland Barthes ​ la escritura ha significado una revolución en el lenguaje y en el psiquismo y, con ello, en la misma evolución humana, ya que es una «segunda memoria » para el ser humano —además de la biológica ubicada en el cerebro—.
  • Esto es tan evidente que se distingue la prehistoria de la historia, porque en la primera se carecía de escritura y solo existía la tradición oral,

La lengua oral constituida por una «sustancia fónica» tiene en tal sustancia un soporte efímero y requiere que el emisor y el receptor coincidan en el tiempo (y antes de la invención de las telecomunicaciones, también era necesaria la coincidencia en el lugar).

En cambio, con la lengua escrita siempre es posible establecer una comunicación con mensajes diferidos (la praxis escritural hace que el mensaje pueda ser realizado in absentia del receptor y conservado a través del tiempo). ​ Para Vygotski, el lenguaje escrito es el paso del lenguaje abstracto al lenguaje que utiliza la representación de las palabras (considerado como la traducción o codificación del lenguaje oral), esto contra el supuesto muy extendido en la cultura en general y hasta inicios del presente siglo particularmente en la educación, de que el escrito es una mera traducción o codificación del lenguaje oral.

Por el contrario, Vygotski sostiene que el lenguaje oral genera construcciones de un determinado tipo ( dialógicas, etc.) en la conciencia, y que el lenguaje escrito las produce de otro tipo, de modo que los procesos psicológicos del lenguaje oral y del escrito son distintos, y que por ende, también son distintos los procesos psíquicos que se involucran en la educación con uno u otro tipo de lenguaje,