Disciplina FilosFica Que Estudia Las Causas De Las Normas Morales?

Disciplina FilosFica Que Estudia Las Causas De Las Normas Morales
La ética es una disciplina filosófica que se encarga de estudiar la conducta moral del individuo y tiene como objeto de estudio a la moral. La Ética es la disciplina filosófica y la moral es el objeto de estudio de esa disciplina.

¿Cómo se llama el estudio filosófico de la conducta moral?

1. La ética filosófica – La ética es el estudio filosófico de la conducta humana. La voz ética aparece ya en el título de los tres tratados morales del corpus aristotélico ( Ética a Nicómaco, Ética a Eudemo y Gran ética ). Procede del vocablo ēthos que significa carácter, modo de ser, que se deriva a su vez de éthos, que se traduce por hábito, costumbre,

Estas aclaraciones etimológicas permiten entender que el carácter o modo de ser al que se alude no es el temperamento o la constitución psicobiológica que se tiene por nacimiento, sino la forma de ser que se adquiere a lo largo de la vida, y que está emparentada con el hábito, que es bueno (virtud) o malo (vicio).

La traducción latina de éthos es mos (costumbre), de donde deriva la palabra castellana moral, tradicionalmente empleada como sinónimo de ética. Por eso a la ética filosófica se la llama también filosofía moral. Se puede alcanzar una comprensión inicial de la naturaleza y tareas de la ética mediante la consideración de tres conceptos de importancia capital: bien, libertad y conducta.

  1. En la Grecia clásica, la reflexión ético-filosófica tuvo como punto de partida la constatación de que el hombre aspira al bien, y de que esa aspiración es el motor de toda su actividad.
  2. Así Aristóteles inicia su Ética a Nicómaco poniendo de manifiesto que acción y bien son términos correlativos: «Toda arte y toda investigación, y del mismo modo toda acción y elección, parecen tender a algún bien; por esto se ha dicho con razón que el bien es aquello a que todas las cosas tienden»,

No hay acción ni deseo humanos que no miren a un bien, y sólo se puede hablar de bien en sentido práctico si se trata de un bien realizable a través de la acción. Ningún hombre cuerdo actúa para hacerse miserable o desgraciado. Pero como a la vez es indudable que los hombres realizan a veces acciones de las que después se arrepienten, es más exacto decir que la acción y el deseo humanos miran siempre a un bien o a algo que parece un bien.

  • Surge así la distinción entre el bien verdadero y el bien aparente, entre lo que en verdad es un bien y lo que parece ser un bien sin serlo en realidad, porque más tarde se comprueba que es un mal.
  • La posibilidad del error en la realización de la aspiración humana hacia el bien pone de manifiesto que, a diferencia de lo que sucede con otros seres vivos, no hay un instinto natural e impersonal que acomode de modo automático y generalmente infalible las acciones del hombre a los objetivos que le convienen.

El hombre es libre. Por eso es el hombre mismo quien tiene que ajustar personalmente sus acciones, prefijándose sus fines y proyectando el modo de realizarlos. La realidad que los términos «ética» y «moral» significan directamente es este gobierno personal de las acciones, como se ve en el uso común del lenguaje: de quien renuncia a proyectar personalmente su conducta, abandonándose al vaivén de las emociones o al curso de los acontecimientos, decimos que está «desmoralizado».

  1. Cabe decir por ello que la ética o moral estudia el modo específico de autogobierno de la libertad humana.
  2. Lo moral (en sentido genérico, comprensivo de lo bueno y lo malo) y lo libre tienen exactamente la misma extensión.
  3. Todas las acciones libres, y sólo ellas, son morales; todas las acciones morales, y sólo ellas, son libres.

Todo lo que el hombre libremente es y todo lo que deliberada y libremente hace, queda dentro del campo moral. El hecho de que lo que libremente se realiza sea un comportamiento privado, interpersonal o político no introduce ninguna diferencia sustancial al respecto.

  1. Y la razón es la que se ha indicado antes: todo lo que en el comportamiento humano no es determinado por el instinto o por algún tipo de necesidad causal, ha de ser proyectado por la razón práctica y querido por la voluntad personal, y esto es exactamente lo mismo que ser gobernado moralmente.
  2. Manifestaría una notable incomprensión del punto de vista ético, por ejemplo, quien, refiriéndose a su vida privada, quisiera excusarse diciendo: «en mi casa soy libre de obrar como me parece».

La moral concierne a la persona humana precisamente porque ella es libre de obrar como le parece. Quien se excusa de esa manera está diciendo, en realidad, que es psicológicamente posible evadir las exigencias de lo razonable, lo que evidentemente es verdad.

Pero para la ética lo decisivo es que en el mismo instante en que la persona humana decide apartarse de lo razonable, esa decisión suya merece desaprobación, lo que muestra que su capacidad psicológica de «obrar como le parece», lejos de ponerla fuera del ámbito de la moral, es precisamente lo que la incluye en él.

La responsabilidad moral está inseparablemente unida a la capacidad personal de gobernar el propio comportamiento: el hombre puede y tiene que «responder» (dar razón) sólo de las acciones que ha elegido y proyectado él mismo. El concepto de conducta contiene algunos aspectos que la idea de libertad no explicita suficientemente, sobre todo si esta última fuese entendida como simple libertad de coacción (como poder hacer lo que se desea hacer, sin que nadie ni nada lo impida).

Se habla de conducta porque las acciones libres —aun siendo muchas, realizadas a lo largo del tiempo y en circunstancias muy diversas— constituyen una forma de ser compleja, pero biográficamente unitaria y dotada de sentido. Las acciones libres dan lugar a un estilo de vida, a una personalidad moral.

La libertad no es sólo la fuente de un conjunto de acciones aisladas, porque mediante sus acciones el hombre «se conduce a sí mismo» hacia la forma de ser que libremente quiere darse. En términos generales parece claro que el bien que constituye el punto de referencia fundamental del autogobierno de la libertad es el bien de la conducta, de algún modo el bien de la vida entera, de la forma de ser que el hombre se da a sí mismo mediante sus acciones, y no el bien que se refiere a la eficacia en la consecución de objetivos particulares, como puede ser la comprensión de las matemáticas o la fabricación de zapatos.

El bien y el mal que interesan a la ética son aquéllos que hacen bueno o malo al hombre en cuanto hombre, en sentido absoluto y sin restricciones, y no bajo un determinado aspecto o en un cierto sentido, por ejemplo como matemático o zapatero o incluso como ladrón (en el sentido de experto, hábil, etc.).

La injusticia o la hipocresía, por ejemplo, hacen malo al hombre en cuanto hombre. Un hombre hipócrita o deshonesto podría ser sin embargo un estupendo matemático o saber fabricar óptimos zapatos. Colocándose dentro de una perspectiva global, la ética pretende lograr un esclarecimiento fundamental del problema del bien con una finalidad práctica: ayudar a distinguir entre lo que para la vida humana es en verdad bueno y lo que lo es sólo aparentemente, entre la virtud y el vicio.

Es lo que dijo Aristóteles cuando, comparando la ética con otros tratados filosóficos escritos por él mismo, como la metafísica, afirmó que la ética es un tratado «no teórico como los otros (pues no investigamos para saber qué es la virtud, sino para ser buenos, ya que en otro caso sería totalmente inútil), y por eso tenemos que considerar lo relativo a las acciones, y al modo de realizarlas: son ellas, en efecto, las que determinan la calidad de los hábitos»,

Dado que se trata de esclarecer el bien que es objeto de la propia aspiración, la ética no se ve como una imposición extraña al propio ser y a los propios deseos de plenitud.

¿Qué estudia la filosofía de la ética?

Qué es la ética: su objeto de estudio, sus ramas, tipos y origen Adriana Morales Licenciada en Letras La ética es una rama de la filosofía que estudia la moral, es decir, lo que se considera como buenas costumbres para vivir en sociedad y lograr una convivencia sana y equilibrada entre las personas.

  • La ética reflexiona acerca de las conductas morales del ser humano y sus efectos en la sociedad,
  • También nos permite diferenciar lo correcto de lo incorrecto, y se relaciona con valores como la responsabilidad, la honestidad, el respeto o el compromiso a fin de ser buenos ciudadanos.
  • Por ejemplo, cumplir con las normas establecidas en una comunidad va a garantizar la convivencia, el respeto y la tolerancia entre los residentes de una ciudad, residencia o calle.

La palabra ética deriva del griego êthos, que se traduce como ‘modo de ser’ o ‘carácter’, que a su vez deviene de ethos, traducida como ‘costumbre’ y ‘hábito’.

¿Qué disciplina filosófica estudia los principios y causas de la realidad?

Metafísica –

Este artículo o sección tiene referencias, pero necesita más para complementar su verificabilidad, Este aviso fue puesto el 17 de agosto de 2020.

Cuáles son los principios y causas del mundo? Grabado de Camille Flammarion : L’Atmosphere: Météorologie Populaire (París, 1888). La metafísica (del latín metaphysica, y este del griego μετὰ φυσικά, «más allá de la naturaleza») ​ es la rama de la filosofía que estudia la naturaleza, estructura, componentes y principios fundamentales de la realidad,

  • ​ ​ ​ Esto incluye la clarificación e investigación de algunas de las nociones fundamentales con las que comprendemos el mundo, como entidad, ser, existencia, objeto, propiedad, relación, causalidad, tiempo y espacio,
  • Junto con la lógica y la gnoseología, la metafísica es la rama más básica de la filosofía.

Ha sido estudiada por filósofos como Platón, Aristóteles, Agustín, Boecio, Aquino, Leibniz, Locke, etc. ​ Antes del advenimiento de la ciencia moderna, muchos de los problemas que hoy pertenecen a las ciencias naturales eran estudiados por la metafísica bajo el título de filosofía natural,

  • ​ ​ Hoy la metafísica estudia aspectos de la realidad que son inaccesibles a la investigación empírica.
  • Esto dará lugar en el siglo XX a la lectura heideggeriana de la metafísica occidental como ontoteología y, por lo tanto, a la necesidad de repensar la cuestión del ser desde el origen mismo de los pensadores presocráticos.

Aristóteles designó la metafísica como «ciencia primera». ​ En la química se asume la existencia de la materia y en la biología la existencia de la vida, pero ninguna de las dos ciencias define la materia o la vida; solo la metafísica suministra estas definiciones básicas.

​ La ontología es la parte de la metafísica que se ocupa de investigar qué entidades existen y cuáles no, más allá de las apariencias, ​ ​ La metafísica tiene dos temas principales: el primero es la ontología, que en palabras de Aristóteles es la ciencia que estudia al ser en cuanto tal. El segundo es la teleología, que estudia los fines como causa última de la realidad.

Existe, sin embargo, un debate que sigue aún hoy sobre la definición del objeto de estudio de la metafísica, y sobre si sus enunciados tienen propiedades cognitivas. Es difícil encontrar una definición adecuada de metafísica. ​ A lo largo de los siglos, muchos filósofos han sostenido de alguna manera u otra, que la metafísica es imposible.

See also:  Para Que EstN DiseñAdas Las Normas?

​ Esta tesis tiene una versión fuerte y una versión débil. ​ La versión fuerte es que todas las afirmaciones metafísicas carecen de sentido o significado. ​ Esto depende por supuesto de una teoría del significado. ​ Ludwig Wittgenstein y los positivistas lógicos fueron defensores explícitos de esta posición.

Por otra parte, la versión débil es que si bien las afirmaciones metafísicas poseen significado, es imposible saber cuáles son verdaderas y cuáles falsas, pues esto va más allá de las capacidades cognitivas del hombre. ​ Esta posición es la que sostuvieron, por ejemplo, David Hume e Immanuel Kant,

¿Qué es la filosofía de la moral?

Filosofía | | El sistema de creencias y valores que compartimos de manera tácita con los demás es lo que llamamos, Hay que tomar en cuenta algo muy importante: por «los demás» debemos entender a aquellas personas con las que compartimos una serie de cosas (el idioma, el lugar geográfico, las costumbres, los valores, etc.) que ni ellos ni nosotros hemos inventado, sino que hemos heredado de generaciones anteriores.

  • La moral es la expresión de todas esas creencias que nos permiten identificarnos como parte de un grupo social.
  • Podemos tener una idea más precisa de lo que es la moral si tenemos en cuenta que la palabra «moral» se deriva del latín mores que significa costumbre.
  • La moral es la articulación de todas las creencias, prácticas y valores que conforman la estructura básica de la concepción del mundo social.

La moral expresa nuestras convicciones sobre lo que creemos que permite o promueve una mejor relación con los demás. Por ello podemos hablar de intuiciones morales, que comprenden al conjunto de preceptos, normas, obligaciones o prohibiciones que tienen un efecto de coerción (limitan nuestras acciones) y nos indican lo que tenemos que hacer para mantener una adecuada convivencia con los demás.

  • Para Charles Taylor, nuestras intuiciones morales son el «trasfondo» de la existencia, o bien, los «horizontes ineludibles» de nuestras acciones.
  • ¿Por qué? Porque siempre dependemos de una cierta perspectiva normativa y valorativa en torno a lo que creemos y hacemos, y sin ella sería imposible tener una visión coherente de nuestra vida.

Cualquiera de nosotros cree que ciertas cosas son buenas o malas, aunque saberlo no implica necesariamente que actuemos en consecuencia. Todo ello, que hemos aprendido en primera instancia de la familia y posteriormente del entorno social, constituye la identidad moral, la cual no escogemos, sino que nos es dada por el contexto cultural en el que hemos nacido.

¿Qué estudia la axiología?

Artículo
Problemas contemporáneos de la Axiología. Contemporary Problems of Axiology.
Autor
Doris María Prieto Ramírez. Lic. en Filosofía. Profesora Auxiliar. Instituto Superior de Ciencias Médicas «Carlos J. Finlay», Carretera Central Oeste, CP.70100, AP 144, Camagüey, Cuba. Telef: 201015 E.Mail: [email protected]

Resumen La naturaleza del valor suscita el debate entre cientistas de diferentes disciplinas. Se trata de un problema complejo que precisa de una especificación filosófica. La axiología es la ciencia que estudia los valores y estos poseen una connotación filosófica.

  • En el artículo se exponen brevemente los antecedentes de la axiología y se presentan diversas interpretaciones del concepto valor, analizando estas desde la perspectiva de la filosofía marxista.
  • Se destaca la respuesta dialéctico-materialista con respecto al valor, planteando que este es un fenómeno social, que posee significación en el contexto de la relación sujeto-objeto y que expresa las necesidades e intereses humanos.

Es un fenómeno que sintetiza lo ideal y lo material y surge en el proceso de conversión recíproca entre estos. Palabras clave: FILOSOFÍA Introducción Uno de los aspectos teóricos que suscita el debate entre filósofos, sociólogos, psicólogos y otros cientistas es el problema de la naturaleza del valor.

Alrededor del concepto valor se mueven disímiles concepciones y enfoques, en dependencia de la filiación filosófica del pensador, su cultura, experiencias vitales y concepción científico particular. La Axiología es la disciplina filosófica que estudia los valores y su evolución histórica muestra las huellas de la confrontación teórica entre escuelas y corrientes de pensamiento a menudo opuestas entre sí.

Desarrollo BREVE RECUENTO DE LOS ORÍGENES DE LA AXIOLOGÍA. Aunque la Axiología surge en el siglo XIX, sus antecedentes se remontan muchos siglos atrás, en la filosofía platónica. La palabra Axiología es una palabra compuesta procedente del griego que quiere decir: Axio: valor y logos: razón, tratado, teoría.

  • Axiología: Estudio de los valores.
  • En los Diálogos de Platón y en su obra «La república» encontramos los antecedentes de la comprensión de los valores.
  • Para este célebre pensador, los valores se refieren a significaciones positivas (la idea del bien, la belleza y la utilidad).
  • La Axiología como disciplina se sistematizó en el siglo XIX.

La mayoría de los estudiosos del tema coinciden en que fueron los filósofos alemanes R. Lotze, N. Hartman y E. Hartman quienes fundaron las bases teóricas de la comprensión de los valores. ¿Por qué aparece la Axiología precisamente en el siglo XIX y en Alemania? El siglo XIX europeo se caracterizó por un desarrollo expansivo del capitalismo que coexistía con elementos de la sociedad feudal más predominantes en algunas regiones que en otras.

  • Alemania era una de las sociedades donde el feudalismo marcaba con fuerza los destinos de la nación.
  • Sobre todo en el campo y hacia el sur el régimen feudal frenaba el desarrollo de una industria más moderna y de un pensamiento mucho más avanzado.
  • La pujante clase burguesa pugnaba por imponer su dominio en el terreno de la ideología.

La fundamentación filosófica del dominio de la burguesía devenía una necesidad insoslayable de su triunfo económico, político y cultural. Así en las universidades alemanas, templos del saber de su tiempo, se gestaron los fundamentos teóricos de una disciplina que, desde su surgimiento hasta el presente, no deja de atraer a científicos y neófitos, que invita a la reflexión, a la discusión y a la solución de complejos problemas del conocimiento humano.

  • DIFERENTES INTERPRETACIONES DEL CONCEPTO VALOR.
  • Si aceptamos que la problemática axiológica está estrechamente relacionada con la concepción del mundo y cada filosofía argumenta su propia concepción, estaremos de acuerdo en que las interpretaciones acerca de ¿Qué es el valor? varían de una filosofía a otra e incluso, de un pensador a otro dentro de una misma escuela filosófica.

Dentro de la enorme variedad de tendencias que estudian el valor podemos distinguir la concepción naturalista, la fenomenológica, la intuitivista, la utilitaria-pragmática, la emotivista y la marxista. Algunas de estas vertientes se ven expresadas en la concepción del psicólogo norteamericano Maslow, cuando señala: » Soy de la opinión de que estos valores son descubiertos (.) que son intrínsecos a la estructura misma de la naturaleza humana, que poseen una biológica y una genética, del mismo modo que son desarrollados por la cultura.»( 1 ) El autor minimiza la importancia del contexto social en la apropiación de los valores y concibe a los mismos como un producto de la naturaleza humana.

  • Si analizamos a los valores como significaciones sociales positivas, su sentido de existencia y funcionalidad se deben esencialmente a las relaciones sociales, a la actividad humana.
  • El proceso de asimilación de valores por el hombre es un proceso socialmente contextualizado, determinado por el grado de desarrollo alcanzado por los individuos y grupos sociales en la transformación de la naturaleza en general y de la propia naturaleza humana.

Para el también psicólogo norteamericano Rollo May el valor es.» un avance hacia una forma de conducta; objetivos, fines de la vida a los que nos dedicamos y hacia los cuales elegimos dirigirnos porque creemos que son los modos de vida más deseables».

( 1 ) May vincula los valores con las necesidades de elección, pero estas últimas están determinadas por el medio social que forma al hombre y del cual este es un producto. Analizar los valores sólo como objetivos y fines a los que nos dedicamos eleva el componente subjetivo del valor en detrimento de su condicionamiento objetivo.

En realidad, los fines constituyen la concientización de las necesidades e intereses que representan el elemento que moviliza la actuación humana. Otro autor, Antonio Pascual Acosta, define a los valores como «Ideales que actúan al modo de causas finales, esto es: son, por una parte, el motor que pone en marcha nuestra acción y, a la vez, la meta que queremos alcanzar una vez puestos los medios adecuados.

Por lo tanto, los valores son finalidades y no medios, y por ello, estimables por si mismos y no con vistas a alguna otra cosa.»( 2 ) Al conceptuar sólo el lado ideal de los valores (finalidades) se pierde de vista el componente práctico-material de los mismos, su obligatoriedad en virtud de las necesidades prácticas de los hombres.

Las finalidades humanas son la expresión subjetiva de los vínculos objetivos del hombre con los objetos y fenómenos de la realidad. Una concepción similar, en la cual se subraya aún más la comprensión subjetivista del valor es la del pensador Tomas Olagree.

  1. Refiriéndose a los valores señala que.»son ideas, imágenes, nociones.
  2. Ellos articulan lo que nosotros aspiramos ante el bien.»( 3 ) No es posible confundir al valor con la valoración sin hacer concesiones al pseudo-cientificismo.
  3. La valoración existe en forma de imágenes ideales en la conciencia humana, el valor es objetivo.

Para el pragmatismo la problemática se inserta en la concepción utilitaria de las cosas, fenómenos, objetos o procesos. De acuerdo con esta filosofía sólo lo que reporta utilidades puede considerarse valioso. Un ejemplo que ilustra dicha teoría es el siguiente: Los valores pueden entenderse como elecciones estratégicas con respecto a lo que es adecuado para conseguir nuestros fines.

La filosofía positivista, fiel a su esencia pseudo-científica analiza la esfera de los valores.»como dependiente (de), subordinable (a) y diluible en la esfera de las leyes empíricas que caracterizan al mundo fáctico.»( 4 ) Al hacer depender los valores de «la esfera de las leyes empíricas» el positivismo niega el carácter filosófico de la axiología y reduce a los valores a manifestaciones o procesos concretos (mundo fáctico),

Con su aparente objetividad, el positivismo oculta la real naturaleza del valor, su existencia en relación con la actividad humana, con la subjetividad humana y con la relación sujeto-objeto de la cual es resultado. Estas concepciones caen en el terreno del subjetivismo al analizar la categoría valor y expresan los intereses de una clase social interesada en conservar sus privilegios a toda costa y en llevar las riendas de los acontecimientos históricos.

Es muy común en algunas de las posiciones analizadas, separar la problemática axiológico-valorativa del contexto social, de la cultura de los grupos sociales y de la concepción del mundo de los individuos. La separación de los conceptos axiológicos de dichos elementos es un grave error metodológico que puede conducir a ensombrecer la comprensión clara, científica del problema del valor.

Los valores universales existen por y a través de individuos concretos, de sistemas sociales concretos. Buscar la concreción del concepto valor exige partir de los condicionamientos socio-culturales que lo sustentan. LA NATURALEZA DEL VALOR ES UN PROBLEMA FILOSÓFICO.

  1. Ontológico: Referido a la pregunta: ¿Qué lugar ocupan los fenómenos espirituales en el mundo?
  2. Gnoseológico o epistemológico: Referido a la relación entre el conocimiento humano y la realidad objetiva y que se expresa en la pregunta: ¿Podemos alcanzar un conocimiento verdadero, fiel de la realidad o no?
  3. Praxiológico-valorativo: Dirigido a la actuación integral del hombre, a su conducta y que se manifiesta en la interrogante: ¿Qué debo hacer? O sea, ¿Cómo actuar en el mundo?
See also:  Ciencia Que Estudia Las Normas Juridicas?

Surge así la posibilidad de formular principios, reglas, recomendaciones, dirigidas a la actuación humana, cuya forma más compleja es el acto racional-moral. El hombre actúa motivado por sus necesidades e intereses, los cuales hacen que los fenómenos tengan una u otra significación para él, es decir, determinado valor.

  • Posee su lenguaje específico: el lenguaje de los juicios valorativos, las normas y prescripciones.
  • Radica en que, no sólo debemos aceptar la existencia de la realidad objetiva y actuar consecuentemente en ella, sino actuar dignamente, realizando los valores humanos.

Los aspectos fundamentales del problema praxiológico-valorativo son los siguientes: ( 6 )

  1. La cuestión de la relación entre la práctica histórico-social y la realidad objetiva.
  2. La correlación entre el sistema de valores funcionales y la estructura de la sociedad.
  3. El problema de la interrelación entre los valores materiales y espirituales.
  4. El problema de la interrelación individuo-sociedad.

A su vez, a través de este problema, se fundamenta el sistema de valores de la clase obrera, en correspondencia con su contenido humanista. El problema praxiológico-valorativo se relaciona con los restantes problemas que se derivan del problema fundamental de la filosofía.

  • La ontología o teoría del ser es la base de la axiología o doctrina de los valores.
  • No podemos comprender los valores, sin saber que lugar ocupan en el mundo el ser o el pensar; la interpretación de los valores puede tener un fundamento materialista o idealista.
  • Al mismo tiempo, la axiología ofrece fundamentos valorativos a la ontología, el hombre elabora juicios críticos ante los fenómenos, establece jerarquía de valores que explican y fundamentan el lugar del hombre en el mundo, de los fenómenos materiales y espirituales en este.

La gnoseología y la axiología están estrechamente relacionadas, de la solución al problema de la relación entre el conocimiento y el mundo depende en gran medida la respuesta a la pregunta de si podemos o no conocer los valores humanos. En este sentido, la epistemología fundamenta la axiología y al mismo tiempo, los juicios de valor orientan la capacidad humana de conocer los fenómenos y objetos, en relación con sus necesidades e intereses.

  • La contraposición pensar-ser en la teoría de los valores o axiología es relativa, pues los valores existen precisamente en el límite de coincidencia entre lo espiritual y lo material.
  • Los valores están estrechamente ligados a la concepción del mundo del hombre, cuyo núcleo es la concepción filosófica.

Por ello también los valores constituyen objeto de estudio para la filosofía. La concepción del mundo o concepción acerca de la relación del hombre con el mundo, de su lugar y papel en este, es una cuestión eminentemente filosófica. Incluye recomendaciones y principios dirigidos a la actuación humana, a la orientación general del hombre en la realidad.

Numerosas preguntas que encierra toda concepción del mundo (¿ Qué lugar ocupo y qué papel me corresponde jugar en el mundo?, ¿ Existe un mundo único o hay varios mundos?, ¿ Se puede hablar de leyes de la realidad o sólo se trata de necesidades de nuestra mente para ordenar el caos y la experiencia sensorial?, ¿ Es el hombre parte de la naturaleza o es un ser especial, diferente de todo lo que existe?, etc.) son filosóficas al plantearse y resolver teóricamente la cuestión de la relación hombre-mundo, espíritu-materia.

De la solución a dichas interrogantes depende en gran medida la actividad práctico-concreta de los hombres. La concepción del mundo varía en el contexto de la actividad, así como varían las valoraciones y la manifestación de los valores humanos. Toda concepción del mundo tiene un componente cognoscitivo, un componente valorativo (axiológico) y un componente conductual (praxiológico), referido a las acciones reales del sujeto, que existen en unidad dialéctica.

En la filosofía cubana de las últimas décadas del siglo pasado se aprecia una notable contribución a la comprensión científica del valor, tomando como fundamento la filosofía social del marxismo. Zayra Rodríguez Ugidos, José Ramón Fabelo Corzo y Rigoberto Pupo Pupo, entre otros, se destacan en este empeño.

A partir de una respuesta materialista-dialéctica al problema fundamental de la filosofía y defendiendo los intereses de la clase obrera, dichos autores comprenden al valor como:

  • Un fenómeno social.
  • Una significación en el contexto de la relación sujeto-objeto que expresa las necesidades e intereses humanos.
  • Un fenómeno que sintetiza lo ideal y lo material, que surge en el proceso de conversión recíproca entre estos.
  • Un producto de la actividad (consciente) transformadora humana, y por tanto móvil, cambiante.
  • Un fenómeno que permea toda la relación hombre-mundo (no sólo la espiritualidad humana, sino los procesos objetivos, materiales, de cosificación de la cultura).
  • Un proceso contextulizado, cultural, a través del cual se expresa la identidad, la metacognición de los individuos y grupos sociales.
  • Como todo fenómeno humano, un proceso susceptible de ser modificado, concientizado y transformado de modo práctico por el hombre.

Definir al valor como significación social positiva de los fenómenos y procesos para satisfacer las necesidades humanas y servir a la práctica ( 7 ) deja sin fundamento la interpretación subjetivista del valor y abre la posibilidad de su conocimiento científico y de la actuación consecuente en pro de la apropiación de los valores humanos.

  • Conclusiones La realidad cubana actual, fuera y dentro de los recintos académicos, demanda una sólida comprensión de la naturaleza de los valores, toda vez que las disquisiciones teóricas se convierten por si mismas en orientadoras de la actuación social de los individuos y grupos humanos.
  • En este sentido, es oportuno insistir en la necesidad de la investigación consecuente y el estudio sistemático de la problemática de los valores, abarcando las perspectivas filosóficas, psicológicas, pedagógicas, filológicas y económicas de la cuestión.

Summary The nature of value raises the debate among scientists of different disciplines. This is a complex problem that demands a philosophical specification. Axiology is the science that studies values, which possesses a philosophical connotation. In the article, the antecedents of axiology are exposed and diverse interpretations to the concept value are presented, analyzing them from the perspective of Marxist philosophy.

The dialectical-materialistic point of view with regard to values is pointed out, outlining that they represent a social phenomenon that possesses significance in the context of the subject-object relationship and that they express necessities and human interests. It is a phenomenon that synthesizes the ideal and the material and arises in the process of reciprocal conversion among them.

Key Words: PHILOSOPHY Recibido: 23/10/02 Aprobado: 24/11/02 Referencias bibliográficas (1)González RF, Valdés CH. Actualidad y desarrollo. En: Psicología humanista. La Habana: Ciencias Sociales; 1994. (2)Pascual AA. Valores tradicionales, nuevos valores y educación en España.

Seminario Educación y Valores en España. Cádiz; 1991 (3)Olagree T. Valor y valoración. En: Enciclopedia de Bioética,1995. (4)Fabelo CJ. La problemática axiológica en la filosofía latinoamericana. En: Colectivo de autores. Filosofía en América Latina. La Habana: Félix Varela; 1998. (5)González RF. Los valores y su significación en el desarrollo de la persona.

Rev.Temas.1998; 15. (6)Zorshantov VF, Grechanii VV. El hombre como objeto del conocimiento filosófico. La Habana: Pueblo y educación; 1985. (7)Fabelo CJ. Práctica, conocimiento y valoración. La Habana: Ciencias Sociales; 1989.

¿Qué es la ética y la moral en la filosofía?

La ética, como parte de la filosofía, es un enunciado normativo general. La moral es una convicción y conducta personales: es la aplicación de los principios éticos a los actos particulares de la vida. La ética es un conjunto de valores comunitarios, aceptados como buenos por un grupo dado en un tiempo determinado.

¿Qué es la gnoseología y que estudia?

La gnoseología es la teoría filosófica y científica del conocimiento que estudia la naturaleza, la posibilidad, el origen, la esencia, los fundamentos, las clases y los límites del conocimiento humano. La teoría conceptual de la palabra epistemología es amplia y diversa.

¿Qué es la filosofía de la política?

La filosofía política no analiza realidades, sino que persigue dar respuesta a algunas de las grandes preguntas que han acompañado al ser humano a lo largo de la historia. – Senador de la Antigua Roma. La filosofía es una de las materias más antiguas de la humanidad por ser la disciplina que busca respuestas y reflexiona sobre la esencia y el fin último de todas aquellas cuestiones que rodean la existencia del ser humano.

La filosofía política es la rama que se centra en el estudio de aspectos como la autoridad, el gobierno, las leyes, la propiedad o la libertad de los individuos. También aborda temas pertenecientes a otros campos, como el propio derecho. No se trata de una rama aislada, pues la filosofía política está en constante relación con otras variantes de la filosofía, como la ética, la metafísica y también con otras disciplinas, como la economía.

La filosofía política estudia no solo el origen de los modelos de gobierno, también teoriza sobre las normas necesarias para que una sociedad funcione y los valores que deben primar entre los individuos que la integran. Entre los temas que analiza están:

    ¿Cuál es la disciplina filosófica que estudia los valores?

    La axiología es una rama de la Filosofía que estudia la naturaleza de los valores: Lo bello, lo bueno, lo agradable, etc., y su influencia. El término axiología deriva del griego axios: Lo que es valioso o estimable, y logos: Ciencia.

    ¿Cuáles son las 10 ramas de la filosofía?

    Son, entre otras, la metafísica, la gnoseología, la epistemiología, la lógica, la ética, la estética, la filosofía política, la filosofía del lenguaje y la filosofía de la mente. La mayoría de ellas tienen siglos o incluso milenios de historia a sus espaldas.

    ¿Cuál es el estudio de la epistemología?

    La epistemología es una ciencia que indaga lo científico, reflexionando la profundidad del conocimiento, su origen, su forma y como debería ser. Asimismo, es imprecisa porque sus principios dan la razón de reflexionar los pensamientos, conceptualizar su validez, los objetivos y el alcance que pueda obtener.

    ¿Cuál es la disciplina que estudia el bien y el mal?

    ¿Qué es la Ética? Disciplina filosófica que estudia el bien y el mal y sus relaciones con la moral y el comportamiento humano. Conjunto de costumbres y normas que dirigen o valoran el comportamiento humano en una comunidad.

    ¿Qué es la ética y la axiología?

    La axiología y la ética se relacionan entre sí porque tratan los valores del ser humano como (moral, virtud, deber, felicidad, y el buen vivir). La ética es un requisito para la vida. Es nuestra manera de decidir un curso de acción. Sin ética nuestras acciones serían aleatorias y sin rumbo.

    ¿Cuál es la diferencia entre la ética y la axiología?

    Diferencia entre axiología y ética La axiología se ocupa del estudio de los valores en sí mismos, buscando comprender su naturaleza, clasificación y su influencia en la sociedad. Por otro lado, la ética se centra en las acciones humanas y en la moralidad de dichas acciones.

    Mientras que la axiología se enfoca en los valores en general, la ética se concentra en los valores morales y busca establecer principios éticos que guíen el comportamiento humano. En el ámbito de la filosofía, tanto la axiología como la ética son conceptos de gran importancia que se centran en el estudio de los valores y las acciones humanas.

    Aunque a primera vista pueden parecer similares, existen diferencias sustanciales entre ambas disciplinas. En este artículo, vamos a ver a fondo la diferencia entre la axiología y la ética, analizando sus definiciones, características y principales disparidades.

    ¿Quién rige la moral?

    La moral se encuentra determinada por la información que se adquiere por aprendizaje social, por la cultura.

    ¿Qué significa antropología filosófica?

    La antropología filosófica emerge como una subdisciplina interna a la filosofía que procura sistematizar los esfuerzos por responder la pregunta acerca de qué es el ser humano. En ella, el nivel de autoconsciencia que alcanza dicha interrogante es inobjetable.

    ¿Cuál es la diferencia entre capacidad ética y normas morales?

    Diferencia entre Ética y Moral (con ejemplos) La diferencia entre ética y moral es que la moral se refiere al conjunto de normas y principios que se basan en la cultura y las costumbres de determinado grupo social. Por otro lado, la ética es el estudio y reflexión sobre la moral, lo que permite que un individuo pueda discernir entre lo que está bien y lo que está mal.

    Una manera fácil de recordar la diferencia entre moral y ética es que la moral se aplica a un grupo, como aquellas costumbres que se deben obedecer para el buen actuar, mientras que la ética proviene de la reflexión del individuo sobre cuáles acciones son morales y cuáles no. Ambos conceptos han sido interpretados de diferentes formas históricamente, por diversas corrientes de pensamiento, e incluso varían según el campo en el que sean empleados (moral en religión, ética en negocios).

    En todo caso, esta interpretación de ética y moral es muy común en la actualidad.

    Ética Moral
    Definición Es el estudio y la reflexión sobre la moral, de las reglas de conducta aplicadas a alguna organización o sociedad. Se refiere a las reglas de conducta que se aplican a un grupo determinado y sus acciones, relativas a lo bueno, lo malo, lo aceptable o lo correcto.
    Flexibilidad La ética suele ser consistente, aunque puede cambiar si las creencias de un individuo cambian o en función de determinada situación. La moral tiende a ser consistente dentro de un determinado contexto, siendo entendida de la misma forma por todos. Sin embargo, cada cultura o grupo humano tiene morales diferentes.
    Excepciones Una persona puede ir contra su ética para ajustarse a un determinado principio moral, como, por ejemplo, el código de conducta de su profesión. Una persona que sigue rigurosamente los principios morales de una sociedad puede no tener ninguna ética. De la misma forma, para mantener su integridad ética, esta persona puede violar los principios morales dentro de un determinado sistema de reglas.
    Significado Ética viene de la palabra griega ethos que significa ‘conducta’, ‘modo de ser’. Moral viene de la palabra latina moralis que significa ‘costumbre’.
    Origen Universal. Cultural.
    Tiempo Permanente. Temporal.
    Uso Teórico: ¿Por qué hay o cuáles principios o acciones son morales? – ¿Cuáles son los parámetros mediante los cuales un individuo rige su vida? Práctico: Una persona actúa de acuerdo a aquello que se supone que es «bueno», según el propio individuo, un grupo o la sociedad.
    Ejemplo Se analizan las razones que justifican si es un comportamiento moral que en una sociedad se deba tener una sola pareja. En México es inmoral tener más de una esposa, mientras que en algunos países como Nigeria es moralmente aceptado.

    ¿Cómo se estudia la conducta moral del ser humano?

    Conceptos y definiciones | ETICA PROFESIONAL L a palabra ética proviene del griego ethikos («carácter»). Se trata del estudio de la moral y del accionar humano para promover los comportamientos deseables. Una sentencia ética supone la elaboración de un juicio moral y una norma que señala cómo deberían actuar los integrantes de una sociedad.

    1. Por lo tanto, cuando alguien aplica una sentencia ética sobre una persona, está realizando un juicio moral.
    2. La ética, pues, estudia la moral y determina cómo deben actuar los miembros de una sociedad.
    3. Por lo tanto, se la define como la ciencia del comportamiento moral.
    4. Claro que la ética no es coactiva, ya que no impone castigos legales (sus normas no son leyes).

    La ética ayuda a la justa aplicación de las normas legales en un Estado de derecho, pero en sí misma no es de castigo desde el punto de vista jurídico, sino que promueve una autorregulación. La ética puede dividirse en diversas ramas, entre las que se destacan:

      La ética normativa (son las teorías que estudia la axiología moral y la deontología, por ejemplo). La ética aplicada (se refiere a una parte específica de la realidad, como la bioética y la ética de las profesiones).

    Respecto a los autores fundamentales en el estudio de la ética, no puede obviarse al alemán Immanuel Kant, quien reflexionó acerca de cómo organizar las libertades humanas y de los límites morales. Otros autores que analizaron los principios éticos fueron:

    Aristóteles Baruch Spinoza Jean-Paul Sartre Friedrich Nietzsche Albert Camus.

    Principales característica de la Ética

    Teórica o General: Por tener sus conocimientos especulativos puramente racionales, sobre los criterios o Normas de la moral. Práctica o Especial: Por estudiar los medios particulares, las virtudes, los deberes, etc. Ciencia Filosófica: Que actúa en el plano de los valores y la controversia. Forma de Conciencia: Se ocupa de algo muy abstracto «el debe ser». Establece principios universales: Busca formular explicaciones teóricas generales, aplicables en toda sociedad y todo tiempo. Enfoca la moral Como fenómeno: Toma en cuenta los valores, sean estos positivos o negativos, en cada época. Orienta el Comportamiento Moral: Señala las Normas adecuadas de la convivencia. Está presente en todo acto humano: Es UN elemento universal y básico de cohesión social.

    E s una palabra de origen latino, que proviene del términos moris («costumbre»). Se trata de un conjunto de creencias, costumbres, valores y normas de una persona o de un grupo social, que funciona como una guía para actuar. Es decir, la moral orienta acerca de qué acciones son correctas (buenas) y cuales son incorrectas (malas).

    1. Según otra definición, la moral es la suma total del conocimiento que se adquiere sobre lo más alto y noble, y que una persona respeta en su conducta.
    2. Las creencias sobre la moralidad son generalizadas y codificadas en una cierta cultura o en un grupo social determinado, por lo que la moral regula el comportamiento de sus miembros.

    Por otra parte, la moral suele ser identificada con los principios religiosos y éticos que una comunidad acuerda respetar. El conjunto de normas morales es denominado como moralidad objetiva (existen como hechos sociales más allá de que el sujeto decida acatarlas).

    1. En cambio, los actos a través de los cuales la persona respeta o viola la norma moral conforman la moralidad subjetiva,
    2. Cabe mencionar que la idea de responsabilidad moral aparece con el convencimiento de que el accionar del individuo siempre se realiza con un fin, a menos de que se encuentra inconsciente (ya sea por una enfermedad mental, un desequilibrio psicológico, los efectos de una droga, etc.).

    Se dice que una persona que hace uso de los valores morales de su sociedad puede forjarse un mejor destino. El término moral también puede utilizarse como sinónimo de ética, por lo que adquiere sentido como disciplina filosófica o como sinónimo de la teología moral (una disciplina teológica).

    • L a palabra valores viene del latín «valere» lo que significa «ser fuerte».
    • Este vocablo alude a todos aquellos principios que le permiten a los seres humanos mediante su comportamiento realizarse como mejores personas; es decir son esas cualidades y creencias que vienen anexadas a las características de cada individuo y que ayudan al mismo a comportarse de una forma determinada.

    Los valores posibilitan la determinación de nuestras prioridades, y ayudan a encaminar la vida del ser humano a una autorrealización; estas creencias permiten elegir al hombre entre una situación u otra, o entre una cosa u otra. Los valores son aquellos principios, virtudes o cualidades que caracterizan a una persona, una acción o un objeto que se consideran típicamente positivos o de gran importancia por un grupo social.

    En este sentido, los valores definen los pensamientos de las personas y la manera en cómo desean vivir y compartir sus experiencias con quienes les rodean. Es importante distinguir la diferencia con los valores. Los valores son los que determinan las prioridades dentro de nuestro estilo de vida (ejemplo: éxito, eficiencia, familia, empatía).

    Se considera una persona con Principios, aquella que vive sus valores sintonizados con sus principios morales y éticos. Valor es la cualidad por la que un ser, una cosa o un hecho despierta mayor menor aprecio, admiración o estima. Es decir, un valor nos indica la importancia, significación o eficacia de algo.

    Los valores no existen en abstracto, se depositan, algo se le da un valor, ya sea este en objetos o personas. Están ligados los valores a la historia, a las culturas, a los individuos y a las circunstancias que enfrentan. Los valores influyen en nuestra forma de pensar, en nuestros sentimientos y formas de comportarnos. Los valores se proyectan a través de actitudes y acciones ante personas y situaciones concretas. Los valores suponen un compromiso real y profundo de la persona ante si misma y ante la sociedad en que vive. En nuestra época, podemos identificar valores que son aceptados «realmente», en todo tiempo y lugar, porque posibilitan la existencia de una sociedad más justa y democrática y por eso los deseamos como el : (derecho y respeto a la vida, la verdad, la libertad, la equidad, la fraternidad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, etc.) Hay quienes piensan que es nuestra estimación de que son deseables lo que los hace valiosos.

    Principio (ética) V iene del latín principium que significa origen, inicio, comienzo. A pesar de aún ser usado para referirse a un inicio de algo, esta palabra es mayormente usada en un sentido filosófico moral y ético. Son reglas o normas que orientan la acción de un ser humano cambiando las facultades espirituales racionales y sexuales.

    Se trata de normas de carácter general y universal, como, por ejemplo: amar al prójimo, no mentir, respetar la vida de las demás personas, etc. Los principios morales también se llaman máximas o preceptos. Los principios éticos son declaraciones propias del ser humano, que apoyan su necesidad de desarrollo y felicidad, los principios son universales y se los puede apreciar en la mayoría de las doctrinas y religiones a lo largo de la historia de la humanidad.

    También son usados para referirse a fundamentos y/o leyes sobre cómo funciona una ideología, teoría, doctrina, religión o ciencia, Algunos ejemplos son:

    Principio de Arquímedes, en Matemáticas Principio de Pascal o Ley de Pascal, en Física Principios de Moral, en Religión

    ¿Qué es la filosofía de la conducta?

    Qué es el conocimiento filosófico – El conocimiento filosófico es el conjunto de saberes obtenidos mediante la observación, análisis y reflexión sobre la naturaleza del ser y la realidad que este contempla. La función del conocimiento filosófico es generar nuevas ideas y conocimientos a partir de la reflexión y de la argumentación racional.

    1. Busca responder cómo el ser humano se relaciona con la realidad y la existencia, y nos aproxima a la sabiduría que guía la vida de las personas.
    2. Sus objetivos son encontrar la verdad de las cosas, del conocimiento y del ser, así como, responder cuestiones sobre el ahora y el pensamiento actual.
    3. El conocimiento filosófico se caracteriza por ser crítico, analítico e integrador, a fin de guiar las acciones humanas.

    Para ello, debe evaluar la validez de sus argumentos y de sus afirmaciones. Existen diferentes tipos de conocimiento filosófico que abarcan diversos temas, disciplinas, métodos y teorías que permiten resolver diversos problemas filosóficos. Por ejemplo, el conocimiento epistemológico estudia el origen y validez de las ideas, y el conocimiento político estudia cómo son las relaciones entre los individuos de una sociedad.